“La mutilación genital femenina es una forma extrema de violencia de género”

Francisco Navarro Tomelloso
Captura de pantalla de la jornada

Captura de pantalla de la jornada

Fundación Kirira ha organizado la jornada online ‘Tú puedes darles voz’, que han inaugurado la consejera de Igualdad y la subdelegada del Gobierno

Este sábado 6 de febrero es el Día de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina. Con el nombre de “Tu puedes darles voz”, Fundación Kirira está celebrado una jornada de sensibilización contra esa lacra, online dada la situación sanitaria que estamos viviendo. Un acto que han inaugurado la presidenta de Kirira, Estrella Giménez, la subdelegada del Gobierno en Ciudad Real, María Ángeles Herreros y la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández y que contará con las intervenciones de Marta Marañón, directora de Relaciones Instituciones de Ayuda en Acción y Miguel Taboada, profesor de Derecho Internacional de la UCLM.

Asisten a la convocatoria la diputada provincial Noelia Serrano, la concejala del Ayuntamiento de Tomelloso, Montse Benito y la que fuera directora provincial del Instituto de la Mujer, Carmen Pimienta. El acto lo ha conducido Begoña Navarro. Durante el acto se ha leído un manifiesto elaborado por Fundación Kirira para la eliminación de la violencia contra la mujer.

Navarro ha lamentado “un año especialmente complicado” con la crisis sanitaria mundial “que ha afectado a todos nuestros proyectos”. En Kenia se ha sufrido el cierre de escuelas, la inseguridad económica y alimentaria y la falta de medidas de protección social. “Esto ha desembocado en un mayor riesgo de abuso y explotación infantil; violencia de género contra las niñas; matrimonio infantil precoz y forzado y practicas dañinas como la mutilación genital femenina que se ha visto aumentadas”, ha detallado Begoña Navarro. En España, ha continuado explicando, la COVID hizo que se suspendieran todas las actividades culturales y de todo tipo. Ha destacado los talleres online de prevención y sensibilización de la mutilación genital femenina en las aulas y la campaña digital contra la violencia de género realizada gracias al Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

Una forma extrema de violencia de género

Estrella Giménez ha recordado que cuando empezó con Fundación Kirira, en el año 2.000 “no se hablaba de la mutilación genital femenina, no se sabía lo que era. Era un tema tabú”. Nuestros pueblos reciben personas de otras comunidades, ha explicado Giménez que entre las cosas buenas que traen, por desgracia traen problemas como la mutilación genital femenina. Es por eso que la fundación tiene dos líneas de actuación, una en Kenia, de la mano de Ayuda en Acción y muchos amigos y otra en España. Ha recordado que Kirira recibió el Premio Menina de la Delegación de Gobierno “una forma de decir que la mutilación genital femenina es una forma de violencia de genero extrema”. Giménez ha dado las gracias al Gobierno de Castilla-La Mancha por su colaboración en los proyectos de concienciación y prevención que evitan que “en nuestra región haya mutilación”. Es fundamental, para acabar con esta lacra, el apoyo institucional, por ello la presidenta de Fundación Kirira ha dado las gracias a los distintos gobiernos por la prohibición por ley de la ablación.

No hay justificación para que la ablación sea una tradición

María Ángeles Herreros ha valorado el trabajo de Fundación Kirira para eliminar la lacra que supone la mutilación genital femenina, destacando que el Premio Menina concedido al colectivo es muy merecido. “Aún necesitamos asociaciones como Kirira que le den voz a las mujeres que están sufriendo violencia y las desigualdades que caen sobre ellas cuando no han podido conseguir ser libres”, ha manifestado la delegada. Herreros ha destacado la importancia de las acciones y proyectos que lleva a cabo el colectivo “con un fin muy concreto con el objetivo de eliminar la mutilación genital femenina y que, a la vez, mejora las condiciones de las niñas y niños que viven en ese entorno”.

No hay justificación para que la ablación sea una “una tradición perpetuada y una práctica tolerada”, ha señalado la subdelegada. “Queremos que acabe esta practica intolerable que es violencia de género. Que nos lleva a la sumisión de la mujer”. Herreros ha reconocido el trabajo de Estrella Giménez y Fundación Kirira, señalando que, desde la Subdelegación del Gobierno, “voy apoyar todos los proyectos que tenéis entre manos y los que reescribiréis en los próximos años. Necesitamos a gente como vosotros para canalizar la consecución de la igualdad”.

No se puede dar la espalda a este problema

La consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha denunciado que esta práctica “es una de más crueles manifestaciones de la violencia de género. Cuando se dice que la violencia no tiene género, se obvia que en el mundo millones de mujeres han padecido prácticas tan crueles como la mutilación de sus genitales por el hecho de ser mujeres”. Fernández ha señalado que “el Gobierno de Castilla-La Mancha está aquí porque es un problema que importa y vamos a seguir colaborando con las entidades como hemos hecho hasta ahora”.

Fernández ha apuntado que no se puede dar la espalda a un problema que afecta a tantas mujeres y niñas, llamando a llevar a cabo acciones de manera directa. En Castilla-La Mancha hay entre 400 y 500 niñas en cuyos países de origen es común esta práctica, y de las que más de un 30 por ciento, entre 100 y 150, están en riesgo. “Por todo ello, tiene mucho sentido que visibilicemos el riesgo real de que la mutilación genital puede afectar a niñas que viven en nuestro país y en los pueblos de nuestra región”.

La consejera ha recordado el protocolo que puso en marcha el Instituto de la Mujer en 2017 y ha expresado el compromiso del Ejecutivo regional para mejorarlo y perfeccionarlo con el fin de que “no se nos escape ninguna realidad”. También ha recordado que junto al protocolo se puso en marcha una línea de subvenciones a entidades para formación, sensibilización y prevención de la mutilación genital femenina a la que ya se han destinado 194.000 euros.