Más de un centenar de personas pide la dimisión del director de la residencia Elder

Los convocantes han leído un manifiesto

Los convocantes han leído un manifiesto

En la concentración, convocada por CCOO, los participantes han exigido explicaciones “por la mala gestión antes y durante la crisis del Covid-19”

Algo más de un centenar de personas se ha concentrado este miércoles a las puertas de la residencia Elder de Tomelloso para exigir la dimisión de su director, José Manuel Sampedro. “Esta residencia, su plantilla y sus usuarios merecen una dirección capacitada para desarrollar las tareas que le competen”, han declarado representantes de CCOO, el sindicato que ha convocado una protesta que ha contado con el apoyo de voluntarios, familiares de usuarios y trabajadores de la residencia.

“En lucha por el futuro de la residencia” se ha podido leer en una pancarta de grandes dimensiones que han desplegado miembros de Comisiones junto a la puerta principal, además de otros carteles más pequeños en los que han visto mensajes de “Dimisión ya”, “Por una gestión digna y el futuro de nuestros mayores”, “Sampedro da la cara, queremos explicaciones por los fallecidos y nuestras pertenencias”. Miembros de CCOO han insistido en repetidas ocasiones en que se guardaran las distancias de seguridad en una mañana de sofocante calor. Entre los asistentes se ha podido ver al responsable de CCOO en las comarcas de Tomelloso y Alcázar de San Juan, Antonio Cervantes; al dirigente local de Izquierda Unida, Rafael Quesada y el coordinador autonómico de Podemos, José Luis García Gascón.

“La residencia ha sufrido la pandemia de forma considerable y las delegadas están trabajando mucho para recuperar la normalidad. Había un conflicto laboral previo y se ha profundizado durante la pandemia” se ha explicado en un manifiesto al que ha dado lectura Sara Macías, responsable sociosanitaria de CCOO en la provincia de Ciudad Real. Antes se ha guardado un respetuoso minuto de silencio por los fallecidos que ha desembocado en un prolongado aplauso.

“La petición nace de la mayoría de los trabajadores que, además hemos encontrado el apoyo de los familiares. Vimos rápido que algo fallaba nada más llegar el director. Se hicieron obras y restauraciones, pero los trabajadores quedamos olvidados. Se vio claro que formaría su propio equipo y que relegaría a las viejas glorias, tal y como él las definió”, ha explicado la dirigente de Comisiones.

Macias ha asegurado que “ha costado mucho esfuerzo que se cumplieran los cuadrantes, tuvimos que interponer varias denuncias, llegaron sanciones injusticadas y muchas ironías por parte del director que todo lo ha llevado al terreno personal, ninguneando y despreciando a las personas sin ningún tipo de escrúpulos”. Igualmente Macías ha afirmado que  habido muchos ataques de ansiedad ante la estresante situación generada. “el director no ha escuchado al personal y ha boicoteado al comité de empresa, al menos a los delegados y delegadas de Comisiones Obreras”

Los convocados han guardado la distancia de seguridad

Los convocados han guardado la distancia de seguridad

En otro pasaje del manifiesto se ha expuesto que “cuando irrumpio el Covid, el director hizo caso omiso a las recomendaciones del departamento de enfermería para obtener las protecciones adecuadas y el aislamiento de los residentes y nos ocultó sobre el estado de varios residentes que eran posibles positivos. Se jugó con nuestra vida. La pandemia ha enseñado las vergüenzas del sector con bajas ratios, con trabajadores que tienen que atender a muchos residentes y mucha precariedad”.

Macías ha denunciado también que “en los primeros días de pandemia no sabíamos nada del director y en su vuelta, lejos de encauzar la situación, se volvió al enfrentamiento con él y el patronato. Pero las promesas se incumplían o se aplazaban y además se ocultaba  información”.

“La residencia Elder ofrece unas grandes posibilidades, -ha añadido- pero tiene que estar gestionada por alguien que conozca el sector. No vamos a consentir más engaños y por eso pedimos la dimisión del director y del patronato que regenta la residencia”. Macías ha confiado que después de la concentración se “produzca una respuesta y decisiones que satisfagan a los trabajadores y beneficien a nuestros mayores·.

“Hemos estado abandonados”

José Luis García Garzón ha apoyado la concentración de los trabajadores, a los mayores y sus familiares. “Nuestra región ha sido la tercera comunidad autónoma con mayor tasa de mortalidad en residencias de mayores y hay que corregir los errores cometidos. Para ello hay que mejorar los criterios de calidad, con más inspecciones y que haya una asistencia sanitaria. El modelo del PP y del PSOE de privatización de residencias no ha funcionado porque prima el criterio del beneficio económico”, ha aseverado.

En el acto ha intervenido, Francisco, hijo de un usuario ya fallecido. “La gestión no ha sido como tenía que ser. Los trabajadores lo han dado todo, pero cuando esta residencia se intervino no debió dejarse abierta y traer más enfermos. No ha habido medios para trabajar porque su director no se ha preocupado y esto le debería llevar a dejar el cargo”. A través de la verja de la residencia algunos usuarios también han querido dar su opinión como un señor que no ha facilitado su nombre. “No se puede atropellar como nos han atropellado, sin dar la cara. Hemos estado abandonados, es una indecencia y una vergüenza lo que ha ocurrido y prefiero no seguir hablando”, ha dicho en un claro tono de indignación. Otra usuaria, Angela Ruiz, ha manifestado que “es una injusticia lo que ha hecho este hombre. Cerrar las puertas cuando todo el mundo estaba infectado y los trabajadores sin protección. El que nos abandonó fue él que se fue a su casa y es el gran culpable de lo ocurrido”.