Navarro: “Donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los tomelloseros”

Francisco Navarro Tomelloso
Javier Navarro

Javier Navarro

El candidato del Partido Popular propone bonificaciones fiscales y la recuperación de servicios para que “Tomelloso sea una ciudad de oportunidades”

Javier Navarro nos recibe en la sede electoral que el Partido Popular ha instalado en el Pasadizo de Toledo. Son algo más de las nueve de la mañana y la ciudad ya está en plena ebullición. La sede de los populares es amplia y luminosa gracias a sus amplios ventanales. Tomamos asiento alrededor de una mesa que está llena de programas electorales, bolígrafos, globos, caramelos….todo lo que se reparte en el duro puerta a puerta de estos días de campaña.

Lanza sigue entrevistando a todos los candidatos y hoy es el turno de un hombre que es profesor de matemáticas en un centro de secundaria , profesión que compagina con su labor concejal, y que está a punto de ser padre. Doce años lleva en el Ayuntamiento Javier Navarro, en una vasta experiencia que le ha llevado a dirigir varias concejalías y a ser portavoz de grupo, tanto en el gobierno como en la oposición.  A él le hemos pedido que nos haga un diagnóstico sobre la situación de la ciudad, los proyectos y soluciones que aporta y un análisis previo de los pactos y acuerdos que se pueden producir después del 26 de mayo.

—¿Qué puede aportar la candidatura del Partido Popular a Tomelloso?

—Nuestra candidatura es de renovación y experiencia, fiel reflejo de lo que ha sucedido también en el partido. La lista aporta también mucha frescura  y es un fiel reflejo de la sociedad tomellosera puesto que integra a empresarios, agricultores, amas de casa, autónomos, jóvenes, jubilados…Ninguno de nosotros  depende del Ayuntamiento para su sostenimiento particular y privado, y esto es algo esencial, porque lo que mueve a todas las personas que integran la candidatura del PP es su vocación de servicio público.

—Las formaciones adversarias suelen echarles en cara el bagaje de veinte años en el gobierno local…

—Nosotros estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho en esos veinte años y ese es un bagaje de experiencia que demuestra que sabemos resolver problemas. En el acto de presentación de la candidatura ya presenté una  extensa relación de lo que hicimos. El solo hecho que la población haya pasado de 29.000 a 39.000 habitantes es un mérito de la sociedad tomellosera que es muy emprendedora, pero evidentemente algo habrán  tenido que ver también los sucesivos gobiernos del Partido Popular que supieron crear las condiciones adecuadas para que la ciudad creciera económicamente, de una forma sostenida y sostenible.

—Suele decirse que la gestión municipal es muy concreta, pero ¿en qué se puede diferenciar  el proyecto que presentan ustedes con  el de otras fuerzas políticas?

—Nuestro programa tiene aspectos muy distintos a los que pueda presentar el PSOE o Unidas Podemos, sobre todo en la política fiscal. Nosotros proponemos bonificaciones en el Impuesto de Construcciones a los comerciantes que realicen obras de mejora y mantenimiento en sus instalaciones y también rebajas muy importantes en el IBI para naves donde los agricultores guardan sus aperos. Partimos de la base que donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los ciudadanos para emprender e invertir, si se ven ahogados ocurre lo contrario. Entre el 2015 y 2018 se han recaudado más de dos millones y medio de euros en  el IBI. Y en cuanto a política social, pensamos que la mejor es aquella que hace posible la generación de empleos y que se puedan emprender negocios en buenas condiciones.

—¿Cómo enjuicia la gestión de Inmaculada Jiménez?

—La valoración no puede ser positiva, sobre todo porque se ha producido una subida de impuestos en una situación y contexto en los que se podían haber bajado perfectamente. El dato de la subida de los derechos reconocidos es clarificador: ha pasado de 9.700.000 a 12.200.000, más de dos millones y medio de euros. Por otro lado, el equipo de Gobierno de Jiménez ha dado la espalda a las asociaciones y colectivos que no han comulgado con sus ideas,  ha tardado más de dos años en conceder una licencia de obras a la cooperativa Virgen de las Viñas o entre seis meses y un año para la licencia de construcción e una vivienda. Además, resulta muy alarmante que algunas empresas se estén marchando a otros términos municipales.

—¿Cuál es el problema más acuciante que tiene en estos momentos Tomelloso?

—La falta de oportunidades y la ausencia de buenas condiciones para poder emprender un negocio, ahí está la evidencia del cierre de locales comerciales y empresas que impiden que fijemos población. Otro gran problema es la calamitosa situación de nuestro hospital. Sigue perdiendo recursos humanos y población de referencia. Hay especialidades que llevan demasiado  tiempo sin ser cubiertas y muchas promesas incumplidas como la del Centro de Salud nº 1 y mientras tanto no se mantiene el actual donde ya vimos como se caía el techo de una de las consultas.

—¿Qué propone el PP para que pueda mejorar la situación del Hospital?

-Lógicamente las medidas tienen que ir en consonancia de lo que disponga la administración regional que en un futuro tiene que ser del PP. Hay que acometer un plan de choque para la reducción de las listas de espera y para que se cubra la cartera de especialidades del Hospital. Está claro que esto supone dinero, pero hablamos de algo prioritario. Hay que recuperar aquel Hospital en el que llegaron a nacer quinientos niños en un año, ahora apenas sobrepasamos los doscientos. También hay que recuperar población de referencia, no puede ser que los vecinos de Pedro Muñoz o Argamasilla de Alba, incluso de Tomelloso, acudan al hospital de Alcázar. Si no invertimos esta tendencia, en lugar de un hospital tendremos un ambulatorio grande.

La candidatura del PP en el arranque de la campaña

La candidatura del PP en el arranque de la campaña

—Las obras de la plaza están  aflorando en el debate político y entre los ciudadanos, ¿Qué harán ustedes si llegan al gobierno?

—En el PP no nos oponemos a una remodelación de la plaza, pero hemos dicho en repetidas ocasiones que era imprescindible un Plan de Movilidad antes del diseño de la remodelación de la plaza. Los vecinos de la propia plaza y calles del entorno están sufriendo las consecuencias, algunos se las ven y se las desean para sacar el coche de sus casas y se están produciendo atascos en las calles Socuéllamos, Don Víctor o Doña Crisanta. Nosotros replantearíamos la obra de la plaza para hacerla más funcional. Estamos  a la espera deber que Plan de Tráfico se elabora, algo clave y esencial. Pensamos que la ruta de tráfico elegida por el equipo de Gobierno no es la más acertada. Hay que dar un gran giro para ir desde un extremo de la calle Socuéllamos a un extremo de la calle Don Víctor. Los comerciantes están preocupados porque las dificultades de acceso a la plaza podrían implicar un descenso en sus ventas

—Hablemos del  tren. Da la impresión de que la histórica reivindicación se está dejando en un segundo plano, ¿qué opina usted?

—Ningún partido debe abandonar la reivindicación del tren. Hablamos de una infraestructura de comunicación esencial que tiene que tener una ciudad como Tomelloso. Somos nudo de autovías, sí, pero queremos contar con los mismos servicios que las poblaciones del entorno para competir en igualdad de condiciones. Esperemos que, a medio o largo plazo, se incluya a Tomelloso en la red ferroviaria. Y digo a medio y largo plazo, porque las obras de la línea Madrid-Jaén ya han empezado por Alcázar y no por alguno de los extremos que hubiera sido lo más lógico. No pedimos que pasen menos trenes por Alcázar, sino que esos trenes pasen también por Tomelloso. Además de esta línea, existen otras  posibilidades de inserción ferroviaria que no podemos descartar.

—A la clase política y la sociedad en su conjunto le preocupa la despoblación, un fenómeno demográfico que también a Tomelloso. ¿Cómo se puede invertir la tendencia?

—Y se nos considera zona de despoblamiento con una tasa de desempleo importante. Tenemos que crear las condiciones para que Tomelloso sea una ciudad de oportunidades, con Juzgados ágiles, con servicios educativos suficientes, una sanidad digna, disponer de Tesorería de la Seguridad Social y Agencia Tributaria y, sobre todo, que los vecinos y empresarios tengan todas las facilidades para emprender un negocio y esto empieza con las bonificaciones fiscales.

—¿Qué expectativas tienen en cuánto al resultado que puedan obtener y los pactos que se puedan producir después?

-El PP va a alcanzar los diez concejales y eso supone una gran oportunidad para que la ciudad pueda volver a tener un gobierno de centro derecha. Estamos convencidos de que los vecinos nos van a dar un apoyo importante. Y en cuanto a los pactos que se tengan que producir, serán siempre programáticos. Habrá que hablar con Ciudadanos y con Vox,  viendo las coincidencias en los programas y los puntos de encuentro que podamos tener cuando existan diferencias. El inconveniente es que sus programas no son al uso, y no los conocemos todavía bien.  Esta será la manera de que la ciudad cuente con un gobierno fuerte y estable y no de acuerdos puntuales.