Reto conseguido

Carlos Moreno Tomelloso
Rosario Calvo Elisa Nueda, Elena García-Chicote y Alejandro Ramírez

Rosario Calvo Elisa Nueda, Elena García-Chicote y Alejandro Ramírez

Alumnos y profesores del Ponce de León realizan kilómetros y kilómetros para "viajar a la luna"

El colegio de Educación Especial “Ponce de León” ha culminado con éxito su proyecto de “Viaje a la Luna”. Este proyecto llegó al centro el pasado mes de marzo en una comunicación de la Junta de Comunidades, “ofreciendo una serie de retos que podían realizarse en los centros con la finalidad de evitar el senderismo de los alumnos. Nos pareció una actividad saludable y divertida, lo pusimos en conocimiento de los profesores de Educación Física y rápidamente nos lanzamos a por el reto que hemos logrado superar entre todos ”, ha explicado la directora, Rosario Calvo.

Cien centros de toda la región han ido enfrentando diversos retos, entre ellos, el Ponce de León de Tomelloso cuyos profesores otorgan una gran importancia al deporte. “La verdad es que ha sido una experiencia muy satisfactoria, los alumnos se lo han pasado bien y ha habido una gran implicación por parte del equipo docente y toda la comunidad educativa durante estas seis semanas”, han manifestado.

Las profesoras Elisa Nueda y Elena García-Chicote, acompañadas del profesor Alejandro Ramírez, han indicado que “cuando supimos que estábamos seleccionados nos pusimos manos a la obra. La distancia la fuimos cubriendo en horario del recreo, dando vueltas alrededor del centro, en el que cada niños y su acompañante, recorrían un kilómetro al día. Además, se han llevado a cabo una serie de actividades en el aula. Hemos cubierto algo más de 3.100 kilómetros, participando noventa alumnos, muchos de ellos con dificultades motoras que han tenido que realizar un gran esfuerzo lo que debe valorarse en su justa medida”. El reto se ha cubierto corriendo, andando, en bicicleta e incluso nadando.

El esfuerzo se ha visto compensado con la gran ilusión que han puesto los alumnos, “en una actividad que les ha permitido  aparcar las rutinas diarias y relacionarse con los alumnos de otras clases, con mucho compañerismo, ganas de relacionarse y espíritu de superación”, han continuado diciendo los profesores, que se muestran encantados “con el buen desarrollo de la actividad. Con este proyecto y otros muchos que llevamos a cabo pretendemos mostrar las capacidades  que tienen nuestros alumnos, con la ayuda necesaria, pero  acabamos consiguiendo todo lo que nos proponemos”.