Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
22 abril 2024
ACTUALIZADO 14:10
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • Festival 2024 Skating Eurovision / Elena Rosa
      Manolo Ruíz Toribio mostró sus trabajos de fotografía / Elena Rosa
      Todo a punto en la Plaza Mayor para zambullirse en las páginas de un buen libro /Clara Manzano
      Inauguración de la Feria de Abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      Presentación de la programación de la cuadragésimo séptima edición del Festival / Clara Manzano
      Aparatoso incendio de un avión para desguace en el aeropuerto de Ciudad Real /Clara Manzano
      170 aniversario del Colegio Público Santo Tomas de Villanueva / J. Jurado
      Encuentro de centurias romanas /Clara Manzano
  • Vídeos
      • Juan Ortega (1)
      • Juan Ortega (2)
      • Pablo Aguado (1)
      • Pablo Aguado (2)
      • Pablo Aguado (3)
      • Roca Rey (1)
      • Roca Rey (2)
      • Roca Rey (3)
      • Roca Rey (4)
      • Ajuste y entrega en la faena de Ortega al sexto
      • El poderío de Daniel Luque
      • Trincherilla de Morante al primero
      • Verónica de Juan Ortega
      Portada Fatigas maletilla.indd
      • Andrés Palacios a la verónica frente al primero JCS
      • La corrida de Martín Lorca estuvo bien presentada JCS
      • Aspecto de parte de los tendidos ayer en Tomelloso JCS
      • Palacios pasando al cuarto con la mano derecha JCS
      • Pase cambiado por la espalda de Molina al quinto JCS
      • Sergio Felipe estuvo dispuesto toda la tarde JCS
      • Derechazo de Sergio Felipe JCS
      • A la corrida le faltó fuerza y casta JCS
      • Perera entre los pitones del primero
      • Perera comenzó de hinojos la faena al cuarto
      • Vuelta al ruedo al cuarto de El Parralejo
      • Buen natural de Paco Ureña
      • Borja Jiménez doblándose de capote
      • Ceñimiento y garra en Borja Jiménez
      • Larga cambiada a porta gayola de Garrido al primero
      • José Garrido en un derechazo al primero
      • Así metió la cara el quinto, de nombre Tabarro, número 30
      • De Miranda salió trompicado al matar al quinto
      • Leo Valadez no destacó
      • Tarde maciza de Garrido ayer en Sevilla
      • David de Miranda a hombros
      • Buena verónica de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Verónica de Carlos Aranda al quinto JCS
      • Ceñido natural de Carlos Aranda JCS
      • Los tendidos de Carrión de Calatrava pidiendo trofeos ayer JCS
      • Natural de buen aire de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Natural de Juan Robles JCS
      • Remate de capote de Juan Robles en el tercero JCS
      • Satisfacción de Juan Robles al recibir el rabo del tercero JCS
      IMG-20240407-WA0014
      Presentación del I Encuentro Internacional de Capellanes y Sacerdotes. / Europa Press Photo
      Imagen de archivo de la venta de entradas para asistir al evento taurino del 28 de abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      • Precios toros Ciudad Real 2018 2
      • Precios entradas Ciudad Real 28 abril 2024
      Cartel anunciador del festejo de reinauguración en Ciudad Real, obra de Álvaro Ramos
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Con una obra escrita y dirigida por Fernando Ruiz de Osma

“Se oye el mar”, un gran montaje de Bakú Teatro que grita contra nuestra falsa libertad

Brillante participación de la compañía en la 31 Muestra Local de Teatro de Tomelloso

de
Francisco Navarro / TOMELLOSO
La 31 Muestra Local de Teatro José María Arcos de Tomelloso ha llegado este sábado a su ecuador con el estreno de “Se oye el mar”, de Bakú Teatro

Una obra —escrita y dirigida por Fernando Ruiz de Osma— desconsoladora e inquietante que pone un espejo poético sobre nuestra proclamada libertad y nos devuelve la imagen de una realidad poco halagüeña. Un elaborado texto y una estupenda interpretación de los actores de Bakú, que estamos seguros de que han merecido los aplausos del público del Marcelo Grande.

Hablamos en condicional ya que, en uno de los pocos privilegios de esta profesión, hemos asistido al ensayo general de “Se oye el mar”. Así, la gentileza de la compañía nos ha facilitado el trabajo en una tarde en la que se acumulan los actos.

Se oye el mar, pero no se ve; lo impiden los árboles. Pero, si no tenemos el valor de ir a comprobarlo, tal vez tras la arboleda no esté el océano y solo sea una ilusión sonora. Ruiz de Osma cuestiona esa libertad de la que todos hacemos gala y nunca nos planteamos. Al contrario, nos vamos convenciendo de que es plena, incluso somos capaces de sentirla cada mañana, de creernos que somos los dueños de nuestro destino.

“Se oye el mar” nos transporta a una residencia alejada del mundo, un lugar ideal para crear. Allí conviven cuatro personas. Una profesora que se sirve de las nuevas tecnologías para dar clases online, a quien da vida Teresa Cuenca; la hija de esta, una joven pianista que no avanza con la música, Marian Navarro; una escritora en pos de su última novela, Yolanda García y un banquero jubilado que se dedica a la apicultura, Pedro González. Un vigilante, Fernando Ruiz de Osma, observa todo. Vigila para que todo siga igual, para que nada cambie.

A ese lugar impersonal y distópico se han retirado —no saben desde cuanto hace— para poder crear, para cumplir unos objetivos que se revisan periódicamente. Se trata, como explica la maestra a su hija, de un lugar en el que todo esta preparado para su comodidad. Un espacio frio y blanco donde su supuesta libertad y bienestar la dictan unos avisos por megafonía que marcan las actividades de un programa inexorable. A pesar del minimalismo del lugar, de la ropa con aires orientales, se nos antoja un sitio asfixiante y raro. Así. las convencionales conversaciones de la hora de la comida las repiten invariablemente. El vigilante, con sus desgarradores y poéticos monólogos nos recuerda que algo falla en ese lugar perfecto.

Fuera, como la canción de Silvio Rodríguez, “la ciudad se derrumba”, pero ellos quieren lograr sus objetivos. Es la joven pianista la que siembra las dudas en los otros tres residentes, que ha aguantado todo este tiempo por amor a su madre, aquí solo estamos para “comer, dormir y trabajar”. Unas dudas de las que se libran con el autoconvencimiento de que están en el mejor lugar en el que es posible estar y de que, faltaría más, tiene que cumplir sus objetivos. Y después de cumplirlos, como lamenta el vigilante, vendrán otros “y serán felices porque tienen un objetivo nuevo por cumplir e infelices porque les falta un objetivo”.

La obra resulta descorazonadoramente creíble gracias al gran trabajo de los cinco actores de Bakú. Resuelven los complicados diálogos con solvencia, con una profesionalidad que ya quisieran muchos artistas que cobran por ello. Los monólogos del vigilante, los diálogos entre madre e hija o con la escritora y el banquero alcanzan un notable nivel teatral. Se nos olvida en muchas ocasiones que son actores aficionados.

Cuando cae el telón nos queda un sentimiento agraz, “Se oye el mar” certifica en el escenario del Marcelo Grande lo que todos sabemos.

Publicado en:
Noticias relacionadas:
  • Los 80 son nuestros / F. Navarro
  • Los 80 son nuestros / F. Navarro
  • Los 80 son nuestros / F. Navarro
  • Los 80 son nuestros / F. Navarro
  • Los 80 son nuestros / F. Navarro
  • Los 80 son nuestros / F. Navarro
  • Los 80 son nuestros / F. Navarro
Una escena de la obra
Losa presentado la programación / F. Navarro
 Rafa Pérez Teatro
  • Tango / F. Navarro
  • Tango / F. Navarro
  • Tango / F. Navarro
  • Tango / F. Navarro
  • Tango / F. Navarro
  • Tango / F. Navarro
  • Tango / F. Navarro
  • La Residencia / F. Navarro
  • La Residencia / F. Navarro
  • La Residencia / F. Navarro
  • La Residencia / F. Navarro
  • La Residencia / F. Navarro
  • La Residencia / F. Navarro
  • La Residencia / F. Navarro
  • La Residencia / F. Navarro
Cerrar