Tomelloso vuelve a volcarse en la bendición de animales por San Antón

Carlos Moreno Tomelloso
El parroco de la Asunción bendiciendo a una de las mascotas

El parroco de la Asunción bendiciendo a una de las mascotas

El amor que los tomelloseros sienten por sus mascotas ha quedado bien patente en el acto de bendición de animales que ha tenido lugar a primera hora de la tarde de este sábado. La concentración ha tenido lugar en la Plaza de España y desde aquí  ha partido la procesión en dirección a la ermita del San Antón en la calle Doña Crisanta pasando por las calles Independencia, Domecq y Carboneros.

La comitiva ha estado encabezada por la Banda de Cornetas y Tambores “Jesús del Perdón, seguida por la imagen del Santo al que han llevado en andas varios miembros de la Hermandad, el grupo “Corazón de María”, los concejales del Equipo de Gobierno, José Ángel López y Lorenzo Donoso a los que ha acompañado el vicepresidente de la Hermandad, Florentino Guijarro y cerca de un centenar de tomelloseros con sus animales, perros en su gran mayoría, pero con presencia tambien de gatos, pájaros, caballos, mulas y hasta algunos animales acuáticos.

San Antón saliendo del templo

San Antón saliendo del templo

Han sido muchas las personas que han sacado a sus animales para que fueran bendecidos junto a la imagen del Santo. José Ángel Martín, sacerdote de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, ha ido extendiendo el agua bendita sobre los animales. Los dueños se lo han agradecido. Al final de la larga fila estaban los animales de mayor tamaño, los caballos y mulas, con los que ha concluido este precioso desfile.

Una gran comitiva ha participado en la procesión

Una gran comitiva ha participado en la procesión

Los responsables de la Hermandad han agradecido la buena afluencia de personas al acto y han animado a la gente a que se asocien a la Hermandad de San Antón que está a punto de iniciar una nueva etapa. Todo sea por la protección, cariño y respeto de estos maravillosos seres que tan generosa compañía ofrecen en los hogares que los acogen.