Un puente para sellar la amistad entre dos centros educativos

Carlos Moreno Tomelloso
El puente de la amistad

El puente de la amistad

Con motivo de la estancia en Tomelloso de alumnos y profesores de Alemania, gracias al proyecto Erasmus+ de colaboración mutua entre los centros IES Francisco García Pavón y el Max Eyth Schule, se ha construido en el instituto tomelloser un monumento que representa el compromiso mutuo de amistad y colaboración entre ambos centros. De este modo, poco después del mediodía de este miércoles se ha inaugurado el denominado “Puente de la Amistad” ubicado en el jardín interior del instituto.

Los profesores y los alumnos han celebrado su inauguración brindando con champán y compartiendo una pequeña invitación. El puente tiene unos tres metros de longitud y en su mayor parte está construido en madera, aunque también se ha empleado forja. A cada lado aparecen los nombres de los dos institutos hermanados, así como la región y el país donde están ubicados.

El director del centro, Julio Carmona ha explicado que “con este monumento reforzamos los lazos que tenemos con este instituto alemán con el que ya hemos realizado varios intercambios desde el curso 2015-2016”. Carmona ha agradecido el trabajo de los profesores, tanto españoles como alemanes, que han coordinado el proyecto y también a los alumnos “que han realizado un formidable trabajo para dejar esta muestra que permanecerá aquí durante mucho tiempo”.

Uno de los profesores alemanes que participa en el proyecto, Andreas Gaul, ha explicado cómo se fue gestando el proyecto del monumento y ha agradecido la gran hospitalidad que ha encontrado en la ciudad y en el propio García Pavón. “Lo importante es que los proyectos europeos se están desarrollando francamente bien, ayudando a los alumnos a introducirse en el mercado laboral con prácticas en las empresas de otros países”. Gaul ha destacado el gran comportamiento de los alumnos “que se han visto reflejado en las horas extras que han tenido que realizar para acabar el trabajo, sin quejarse y siempre con mucha motivación”.

Finalmente, el coordinador del programa Erasmus, Stefan Kaltenhäuser, ha valorado los proyectos que “venimos realizando con nuestro socio más antiguo y donde además de los conocimientos adquiridos y las prácticas realizadas se han creado vínculos personales entre familias, profesores y alumnos”. El coordinador del programa tiene claro que “con esta experiencia que han tenido, las posibilidades de éxito de estos jóvenes aumentan de forma considerable y hay que agradecer la sensibilidad y el apoyo económico de la Unión Europea a estos programas”.

Stefan Kaltenhäuser ha agradecido el apoyo de las familias de Tomelloso y de empresas de la zona que se han visitado esta semana como la Bodega Hermanos Delgado en Socuéllamos, La Casota en La Solana y la emblemático empresa de Tomelloso, Estructuras Metálicas Anro. “Ojala llegue algún día de que estas empresas acojan alumnos en prácticas, lo que sería escalar otro peldaño más en este apasionante proyecto en el que estamos trabajando”, ha concluido.