Un brote en la Residencia ‘Nuestra Señora de Peñarroya’ retrasa la vacunación que sí ha comenzado en el otro geriátrico

Javier Ruiz La Solana
Un brote en la Residencia ‘Nuestra Señora de Peñarroya’ retrasa la vacunación que sí ha comenzado en el otro geriátrico /Lanza

Un brote en la Residencia ‘Nuestra Señora de Peñarroya’ retrasa la vacunación que sí ha comenzado en el otro geriátrico /Lanza

Conviene recordar que las primeras vacunas en La Solana empezaron en el centro de discapacitados intelectuales graves CADIG ‘El Pilar’, y ahora se han vacunado en la Residencia Geriátrica ‘Rosa del Azafrán’, a la espera de que la situación mejore en el antiguo asilo de ancianos

Ha comenzado la campaña de vacunación entre los mayores y trabajadores de las residencias geriátricas de La Solana. Este lunes se procedió a vacunar prácticamente al cien por cien de usuarios y trabajadores en la Residencia ‘Rosa del Azafrán’.

Concretamente, se ha puesto la primera dosis a 90 residentes y 83 trabajadores. Todos han mostrado su contento por vacunarse, “dando así un paso más y acabar con esta pandemia”, según ha declarado a Radio Horizonte la directora, Francisca María Ortiz.

Está previsto que para finales de este mes se proceda a la segunda dosis. Ningún vacunado, de momento, ha mostrado reacciones adversas.

Brote en la Residencia Ntra. Sra. de Peñarroya

En el lado opuesto se encuentra la Residencia ‘Ntra. Sra. de Peñarroya’, donde estaba prevista la vacunación en estos días, algo que no ha sido posible al detectarse un brote que afecta a aproximadamente a una docena de residentes, aunque al parecer está controlado.

Radio Horizonte ha intentado buscar información más precisa en el propio centro asistencial, sin éxito, pues la directora, Ana María Soneira, tan sólo ha comunicado a través de una trabajadora que no hay fecha prevista de vacunación. Eso sí, los familiares de los mayores están siendo informados en todo momento de la situación que está sufriendo el centro.

Conviene recordar que las primeras vacunas en La Solana empezaron en el centro de discapacitados intelectuales graves CADIG ‘El Pilar’, y ahora se han vacunado en la Residencia Geriátrica ‘Rosa del Azafrán’, a la espera de que la situación mejore en el antiguo asilo de ancianos.