Un camión cargado de bombonas de butano vuelca en la N-430 cerca de Puebla de Don Rodrigo

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Camión cargado de bombonas de butano volcado en la N-430

Camión cargado de bombonas de butano volcado en la N-430

"El próximo día 17 vamos a llenar Navalvillar de Pela por cada salida de vía como esta, cada embotellamiento, cada herido, cada fallecido. Es urgente, es muy necesario. No puede faltar nadie", han señalado desde la Plataforma N-430 en las redes sociales tras el accidente de este miércoles. 

Un camión que transportaba bombonas de butano ha volcado este miércoles en el kilómetro 232 de la N-430, a la altura del término municipal de Puebla de Don Rodrigo, a consecuencia de una salida de vía.

El conductor del camión no ha resultado herido, mientras que las bombonas de butano han quedado esparcidas por la carretera, mientras agentes de la Guardia Civil de Tráfico han regulado la circulación de la vía en este punto kilómetrico y trabajadores de Carreteras han retirado las bombonas.

Desde la Plataforma N-430, compuesta por 52 municipios de las provincias de Ciudad Real, Badajoz y Cáceres que piden el desdoblamiento de esta vía, han lamentado el accidente y han animado a los vecinos de las localidades afectadas por la “mala situación” de esta carretera a a sumarse a la manifestación que tendrá lugar el próximo 17 de octubre en la localidad pacense de Navalvillar de Pela, donde exigirán soluciones ante la enorme cantidad de accidentes de tráfico que se producen en esta transitada vía.

“El próximo día 17 vamos a llenar Navalvillar de Pela por cada salida de vía como esta, cada embotellamiento, cada herido, cada fallecido. Es urgente, es muy necesario. No puede faltar nadie”, han señalado desde la Plataforma N-430 en las redes sociales tras el accidente de este miércoles.

La Plataforma N-430 tiene la intención de volver a cortar la carretera nacional el próximo 17 de octubre a su paso por Navalvillar de Pela para exigir al Gobierno de España y al Ministerio de Fomento el desdoblamiento de esta vía, que conecta el Océano Atlántico con el Mar Mediterráneo y que registra una alta tasa de siniestralidad.

La N-430 soporta a diario el tráfico de más de 4.500 turismos y en torno a 1.000 vehículos pesados en los 200 kilómetros que conectan Badajoz y Castilla-La Mancha y se trata de una vía que se ha cobrado más de medio centenar de víctimas mortales en los últimos diez años.