Un carnaval navideño y unos moros y cristianos al estilo levantino: Alcázar es singular

En Alcázar “hay una actividad continuada durante todo el año

En Alcázar “hay una actividad continuada durante todo el año", ha asegurado la alcaldesa / Elena Rosa

La alcaldesa Rosa Melchor, ha celebrado “el escaparate y ventana” que representa Fitur para el turismo local, que ha crecido un 6%

Un curioso turista recala en la emblemática estación de tren de Alcázar de San Juan y, de manera inopinada, se ve envuelto en el conjunto de tradiciones únicas que tiene la ciudad.

Es a través de una vendedora de tortas de Alcázar como conoce este dulce producto internacional, y también la bizcochá, una ensalada de limón “que quita las penas”, además del plato estrella de las Bodas de Camacho, un reparador caldo de gallina.

Igualmente y en pocos segundos, el visitante impenitente se da de bruces con una partida de moros y otra de cristianos que reviven históricas guerras, así como unas bailarinas, tal cual aves, sobrevuelan un espacio verde de la localidad recién recuperado, y un grupo coreográfico celebra el carnaval en medio de la Navidad.

Estas estampas, resumidas en 7 minutos de perfomance, han presentado ‘Alcázar, experiencias singulares’ en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) en Madrid, coincidiendo con el día de Ciudad Real.

Fitur: un gran escaparate

La alcaldesa Rosa Melchor, acompañada del primer teniente de alcalde, y edil del Servicio de Promoción Económica y Desarrollo empresarial, Gonzalo Redondo, entre otras autoridades locales y provinciales, ha presentado el proyecto y ha celebrado “el escaparate  y ventana” que representa Fitur para el turismo local.

En su caso es exitoso, pues un año tras año “nos ha dado resultado” hasta cerrar 2019 con un 6 por ciento de crecimiento en la cifra de visitantes, con 2.220 más hasta los 39.800.

“Tenemos un mundo que ofrecer en el marco de La Mancha húmeda y con singularidades que no tiene nadie”.

La oferta abarca, ha indicado, desde el patrimonio natural, con un complejo natural y varios espacios con figuras protegidas medioabientalmente entre los ríos Záncara y Giguela que son escenarios de la cría de aves “únicas” y de flora endémica del entorno.

En la presentación se han degustado duelos y quebrantos y bizcochá, y han participado colectivos como amas de casa, coros y danzas, la Escuela de Danza Alma María, Spirit Dance, Moros y Cristianos y la asociación de hosteleros La Sonrisa del Quijote.

En el ámbito social y cultural, Melchor ha destacado el carnaval que se celebra en mitad de la Navidad, “único en el planeta”, desde hace un año declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional, y la fiesta de moros y cristianos de junio, más propia del Levante.

Por otro lado, está la oferta museística y “otras singularidades como lugar de asentamiento que se remontan a la prehistoria”, además de los molinos, que pelan a la industria agraria de la zona, y de “de la gente acogedora de la localidad”.

En Alcázar “hay una actividad continuada durante todo el año, que da dinamismo a la ciudad y que la gente tiene que venir a disfrutar”, ha sostenido Melchor, que como máxima autoridad ha incidido en la completa oferta que ofrece la ciudad como destino de interior.