Un nuevo primillar busca asentar la presencia del cernícalo primilla en Cabañeros

Aníbal B. C. Cabañeros
La raña de Cabañeros en esta primavera / PN Cabañeros

La raña de Cabañeros en esta primavera / PN Cabañeros

Fuentes del Parque Nacional de Cabañeros han explicado que el primillar se ha construido con una estructura de paneles de hormigón prefabricados, con un mínimo impacto ambiental, en cuyas paredes interiores se alojan las cajas nido que tienen una entrada externa adaptada al tamaño del ave.

El Parque Nacional de Cabañeros ha construido en la zona de la ‘Alcornoquera’ un segunda primillar, nueva vivienda destina a acoger un total de 80 cajas nidos que contribuyan a asentar la presencia del cernícalo primilla en este espacio protegido.

Fuentes del Parque Nacional de Cabañeros han explicado que el primillar se ha construido con una estructura de paneles de hormigón prefabricados, con un mínimo impacto ambiental, en cuyas paredes interiores se alojan las cajas nido que tienen una entrada externa adaptada al tamaño del ave.

Las cajas nido son accesibles desde el interior de la identificación con el fin de poder realizar las tareas necesarias para que se complete el desarrollo de los pollos.

Adyacente a la torre y con la misma planta, hay otra estancia a cielo descubierto, dotada con troncos y refugios donde son liberados ejemplares irrecuperables de cernícalo primilla, que sirven de reclamo a los adultos salvajes que vuelen por los alrededores animándoles a criar.

Este segundo primillar se une al instalado en 2016 en el entorno del centro de recepción de visitantes de ‘Casa Palillos’, donde en estos años se ha facilitado ya el asentamiento de una importante colonia de esta ave que está considerada amenazada en Castilla-La Mancha.

El nuevo primillar es similar al primero construido y en él está previsto que, a partir de ahora, se puedan acoger ejemplares de cernícalo primilla provenientes de centros de recuperación que no se han podido recuperar para ser liberados en el medio natural.

Además, realizarán una función ecológica de gran importancia al actuar de reclamo para atraer otros ejemplares de su especie que sobrevuelen la zona en busca de un lugar donde establecer sus nidos la próxima temporada de cría.

Con ello se pretende que, a medio plazo, sean ocupados los nidos de forma natural por parejas de cernícalo primilla para la cría de sus pollos.

En el primillar de ‘Casa Palillos’, ya en su tercer año, han nacido y prosperado de forma natural un total de 31 pollos y, además, se ha procedido a la reintroducción de pollos procedentes de centros de cría en cautividad que han salido adelante y han podido finalmente incorporarse al medio natural.

El pasado mes de julio, para que completaran su última fase de desarrollo, Cabañeros recibió nueve pollos al primillar de ‘Casa Palillos’ y trece al de la ‘Alcornoquera’, procedentes todos de un centro de cría de Extremadura.

A estos pollos se añadieron otros once pollos provenientes de Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de ‘El Chaparrillo’ (Ciudad Real).

A estos pollos se les alimenta diariamente hasta que vuelan y una vez abandonan los nidos se queden en la zona, iniciando sus vuelos de caza en los pastizales naturales del Parque Nacional de Cabañeros, hasta que completan su desarrollo físico.

Esta especie ha sufrido en los últimos años un fuerte descenso de la población por lo que esta y otras medidas deben contribuir a minimizar su amenaza de extinción.

Las mismas fuentes han ampliado que durante esta temporada de cría que acaba de concluir han salido adelante 64 pollos, entre los criados de forma natural y los procedentes de los centros de recuperación, un dato que han considerado “ilusionante” y que refuerza la intención de los gestores del parque de que este número crezca en años sucesivos.

La construcción del segundo primillar en el parque nacional ha sido llevada a cabo por la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica.