Unión de Uniones denuncia el fracaso del relevo generacional en el sector agrario

Lanzadigital.com Madrid
Unión de Uniones ha analizado la cifra de titulares de explotaciones agrarias

Unión de Uniones ha analizado la cifra de titulares de explotaciones agrarias

Solo 3 % de titulares de explotación en España son menores de 35 años. En Castilla-La Mancha los datos son peores y sólo un 2,2 % de los titulares está por debajo de esa edad. Los datos facilitados recientemente por el Tribunal de Cuentas Europeo y la Encuesta de la Estructura de las Explotaciones del INE así lo confirman

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras analizar tanto los datos de la estructura de las explotaciones agrarias en España, como el Informe del Tribunal de Cuentas Europeo sobre la incorporación de jóvenes al sector agrario, alerta de que en España está entre los países con peor tasa de relevo generacional en el campo dentro de la UE. Ello es consecuencia de la caída en nuestro país del número de titulares de explotación menores de 35 años, que se han reducido a 27.413 en 2016, frente a los 67.724 de 2003.

La Encuesta Sobre la Estructura de las Explotaciones Agrarias sitúa en un 3,1% la proporción de titulares de explotaciones agrarias por debajo de los 35 años en 2016. Prácticamente la misma (3,0%) que se dio en 2013, pero muy lejos del 6,2% que representaban en 2003, año desde el que la bajada ha sido continua. Contrariamente, el porcentaje de titulares mayores de 65 años ha venido creciendo desde representar un 33,6% en 2003 hasta cifras del 41,0% en 2013 y del 40,3% en 2016. Debido a ello, aunque el número de explotaciones totales descendió un 19,2 %, el de explotaciones dirigidas por jóvenes lo hizo en un 59,5%.

Los datos de Castilla-La Mancha reflejan una evolución si cabe aún peor; ya que tan sólo un 2,2 % de los titulares de explotación están por debajo de los 35 años y entre 2003 y 2016, el número de explotaciones regidas por jóvenes de menos de esa edad ha caído un 68,5 %, y el de dirigidas por titulares entre 35 y 44 años, lo ha hecho también un 62,6%. Además, la proporción de mayores de 65 años, se ha incrementado, pasando del 35,9% en 2003 al 45,2% en 2016.

Para Unión de Uniones, estas cifras ponen de manifiesto el fracaso del relevo generacional en el sector agrario y de los actuales programas de incorporación de jóvenes agricultores, pese a las campañas de promesas y anuncios que habitualmente se hacen desde las Administraciones.

El Tribunal de Cuentas, que en un informe publicado a finales de 2017 (Inf. Especial 10-2017) analizaba estos programas durante el período 2007-2013, confirmaba esta situación. En su documento, los auditores comparaban los datos de todos los países europeos (a excepción de Croacia), desprendiéndose que España se sitúa en el puesto 19 de 27 en ritmo de entrada de jóvenes al sector y en el puesto 15 de 27 en tasa de salida de mayores de 65 años.

El Tribunal de Cuencas considera que las medidas de instalación de jóvenes, tanto en el primer pilar de la PAC como en el segundo, no han funcionado adecuadamente en muchos países: falta una evaluación de necesidades, coordinación con otros instrumentos que faciliten el acceso a la tierra y, en general, deberían orientarse más a favorecer un relevo generacional eficaz con el mantenimiento de la explotación y su viabilidad a largo plazo.

Unión de Uniones critica que las Administraciones se queden en el uso propagandístico de las ayudas a jóvenes y en los titulares, en vez de abordar realmente los numerosos problemas que encuentran al tomar la decisión de hacerse cargo de una explotación agrícola o ganadera. “La PAC de hoy no anima a nuestros jóvenes a ser emprendedores en este sector” expresan desde la organización.

Por un lado, el actual modelo de derechos de pago, que se han patrimonializado, es una barrera para que los jóvenes encuentren tierra y puedan entrar en el sistema. Por otro lado, la desregulación de los mercados en las últimas Reformas ha multiplicado los desequilibrios y las crisis de precios, lo que, junto con el aumento de costes productivos derivados de las nuevas exigencias ambientales, éticas, sanitarias, etc…  no ofrece unas expectativas de rentabilidad atractivas.

“Es triste” dicen desde la organización “pero hoy por hoy, como no tengas ya de antemano tierras y derechos y cobres una pensión de algo, pensar en dedicarse a la agricultura o la ganadería es sólo para valientes”.

Unión de Uniones, considera que, para favorecer la incorporación de jóvenes al sector, además ajustar las ayudas a las necesidades del emprendedor y de hacer un seguimiento de los resultados de la explotación, es fundamental que la próxima revisión de la PAC introduzca cambios importantes en la gestión y reparto de los derechos de pago y garantice una cierta estabilidad en los sectores para poder planificar las inversiones necesarias para sacar una explotación rentable adelante.