Desarticulado un grupo criminal dedicado a robos con fuerza en oficinas y comercios, entre ellos en Valdepeñas

Europa Press / Madrid-Ciudad Real Valdepeñas
La Policía Nacional desarticula un grupo criminal / Policía Nacional

La Policía Nacional desarticula un grupo criminal / Policía Nacional

La declaración del estado de alarma paralizó la actividad delictiva del grupo, que se volvió a reactivar con el levantamiento de las restricciones de movilidad

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal itinerante dedicado a la comisión de robos con fuerza en oficinas y establecimientos de toda España mediante la utilización de lanza térmica y soplete oxicorte.

Especializados en la apertura de cajas fuertes, el grupo actuó por toda España y se le imputan hasta 23 robos con fuerza cometidos en Madrid, Lugo, Oviedo, León y Valdepeñas. Tres de los detenidos fueron sorprendidos en el interior de una ferretería de Madrid cuando se disponían, precisamente, a forzar una caja fuerte.

Según ha explicado la Policía Nacional, las primeras pesquisas tuvieron lugar tras un robo en un establecimiento comercial de Madrid el pasado mes de septiembre, cuando los criminales intentaron forzar una caja fuerte con un soplete oxicorte, pero no consiguieron su objetivo y tan solo pudieron sustraer 300 euros.

Tras la identificación de alguno de los autores, los agentes descubrieron la actividad delictiva del grupo, que los llevó en enero de este año a forzar una caja fuerte en unas oficinas de Madrid, logrando llevarse del interior 80.000 euros en efectivo.

Así, en febrero robaron en un establecimiento comercial de León, donde también forzaron una caja fuerte y se llevaron 34.000 euros, además de colecciones enteras de prendas de marcas exclusivas guardadas en un almacén y valoradas en cerca de 87.000 euros.

El estado de alarma “paralizó” los robos

Sin embargo, la declaración del estado de alarma paralizó la actividad delictiva del grupo, que se volvió a reactivar con el levantamiento de las restricciones de movilidad.

Fue el pasado día 18 de junio cuando los agentes procedieron a la detención de seis de los investigados. Entonces, los agentes llevaron a cabo cuatro registros domiciliarios –tres en Madrid y uno en Getafe– en los que se intervinieron 4.260 euros y tres vehículos.

Asimismo, se incautaron herramientas y material para la comisión de robos, para la apertura y forzamiento de cerraduras, para la realización de butrones y apertura de cajas fuertes, así como las prendas de vestir que habían sido robadas en León y ropa empleada en la comisión de los robos.

La Policía, que mantiene la operación abierta, ha destacado la gran experiencia y profesionalidad de los arrestados. Según apuntan, tienen un perfecto conocimiento y manejo de herramientas como sopletes oxicorte, inhibidores de frecuencia, así como los conocimientos técnicos necesarios para la desactivación de alarmas.