El colegio Santísima Trinidad de Valdepeñas participa del proyecto Design For Change

Lanza Valdepeñas
Cartel del proyecto Desing For Change en el que participa el colegio Santísima Trinidad de Valdepeñas / Lanza

Cartel del proyecto Desing For Change en el que participa el colegio Santísima Trinidad de Valdepeñas / Lanza

Innovación, emprendimiento social, inteligencias múltiples y evangelización son los ingredientes básicos de un proyecto cuyo objetivo es ofrecer a niños y jóvenes la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo desde su propio entorno

Durante los días 22 y 23 de octubre, la Fundación Educativa Santísima Trinidad, ha organizado dos cursos para treinta docentes de sus quince centros apostando por la metodología Design For Change, porque encaja perfectamente con su proyecto de evangelización y su modelo pedagógico. El colegio Santísima Trinidad de Valdepeñas participa con dos docentes.

Design for Change es un movimiento internacional fundado por Kiran Bir Sethi, cuyo objetivo es ofrecer a niños y jóvenes la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo desde su propio punto de vista y en su propio entorno. Utiliza una metodología en cinco fases: SIENTE, IMAGINA, ACTÚA, EVOLÚA y COMPARTE. Todo ello a través de tres aspectos clave del aprendizaje: empatía, pensamiento creativo y trabajo en equipo.

A lo largo del proceso, y según la experiencia de trabajo con este proyecto y la de otras iniciativas llevadas a cabo en otros países, niños y niñas aprenden a tener más confianza en sí mismos, tener empatía hacia otras personas, y resolver problemas de la vida real.

Al participar en este curso, el centro apuesta por una innovación que introduce la Creatividad y el Diseño en la Educación. Es una oportunidad divertida para abordar los valores de Corresponsabilidad y Ciudadanía Global.

También propone una metodología innovadora de aprendizaje que da a los niños y los jóvenes el protagonismo para que sean capaces de mejorar el mundo a través de la puesta en práctica de sus propias ideas, partiendo de su entorno más cercano.

Asimismo, participa de un excelente referente internacional para los centros educativos españoles, porque sus experiencias compartirán espacio con las de 33 países más y 330.000 niñas y niños.

Innovación, emprendimiento social, inteligencias múltiples y evangelización son los ingredientes básicos de un proyecto cuyo objetivo es ofrecer a niños y jóvenes la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo desde su propio entorno.