El Defensor del Paciente dice que han muerto 15 personas en el geriátrico de Valdepeñas por COVID-19 y el alcalde lo desmiente

Maite Guerrero Valdepeñas
El geriátrico de Valdepeñas Domus Vi Monte Val / Lanza

El geriátrico de Valdepeñas Domus Vi Monte Val / Lanza

Desde Domus Vi Monteval indican que no hacen públicos los datos de infectados por coronavirus, pero que facilitan la información a las autoridades sanitarias y a las familias de los usuarios

El Defensor del Paciente, Francisco Javier Fernández-Bravo, ha pedido al Fiscal Superior de Castilla-La Mancha que investigue la Residencia de Mayores Domus Vi Monte Val, de Valdepeñas, porque dice que han recibido más de una decena de denuncias de familiares.

Señala que desde que comenzó la crisis del coronavirus habrían fallecido quince residentes infectados, seis de ellos, ayer miércoles.

Asegura que los residentes “están viviendo una situación caótica, con compañeros fallecidos y sus cuerpos sin vida en las habitaciones. Creemos que esto no es digno”.

Afirma que los familiares no reciben información ni pueden hablar con los residentes.

Por su parte, el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, en su comparecencia de hoy jueves ante los medios de comunicación en el canal de YouTube del Ayuntamiento, ha querido desmentir que la residencia de mayores Domus Vi Monte Val haya registrado una quincena de personas fallecidas por coronavirus.

“Estoy harto. Quieren dejar de inventar mentiras. Quieren dejarnos vivir. Ya soportamos demasiada tensión. No contaminen con información falsa. No suplan su aburrimiento con alarmas”, ha manifestado.

El primer edil ha comentado que el día 24 hubo tres enterramientos en la localidad, dos de ellos, posibles coronavirus, el 23 dos, el 20 dos, el 19 una incineración, el 18 seis, el 17 uno, el 16 uno, el 14 uno, el 11 dos y el 9 tres. Ayer hubo tres defunciones de personas de 66, 80 y 94 años, éste último caso positivo en COVID-19.

Domus Vi Monte Val

Desde Domus Vi Monte Val han declarado a Lanzadigital que no hacen públicos los datos de infectados por coronavirus pero que facilitan la información a las autoridades sanitarias y a las familias de los usuarios.

“Se siguen todos los protocolos que marcan las autoridades sanitarias. No escondemos nada. No escondemos información. No ocultamos cosas. Lo que pasa es que no damos información sobre este tema más que a las autoridades y a las familias, tanto en el caso de infectados como de fallecidos”.

Señalan que la centralita está colapsada por las llamadas de los familiares y que priorizan dar la información primero a las familias de los afectados y luego informan al resto en la medida en que van pudiendo. Lo hacen mediante teléfono, por correo electrónico, WhatsApp y han habilitado un servicio de videollamadas. “Pero el personal da para lo que da y no puede estar atendiendo llamadas todo el día, porque tiene que atender a los residentes.  Intenta llegar a todos”.

En total el centro cuenta con 154 residentes.

También han comentado que hay personal que ha dejado de trabajar en sus residencias de toda España por diferentes motivos, pero que al comienzo de la crisis de coronavirus reforzaron la plantilla abriendo contrataciones a través de una bolsa para las contingencias que pudiera surgir, como personas que tuvieran que quedarse cuidado a sus hijos al no haber colegio, cuidando de familiares o que estuvieran infectadas”. Por lo que se cubre el personal que va faltando.