“Enlazados” celebra este miércoles en Valdepeñas una charla sobre la alimentación complementaria

Lanza Valdepeñas
El cartel de la reunión de “Enlazados” de este miércoles en Valdepeñas / Lanza

El cartel de la reunión de “Enlazados” de este miércoles en Valdepeñas / Lanza

Bajo el título, “Mamá, quiero comer más cosas”, se darán pautas para ayudar a que esta nueva etapa sea un proceso agradable

La Asociación de Apoyo a la Lactancia Materna “Enlazados”, de Valdepeñas, celebra este miércoles a las 17.30 horas una nueva reunión gratuita y abierta en el Centro Social de Cachiporro, junto al Parque de las Infantas, que se centrará en la alimentación complementaria a la lactancia, bajo el título “Mamá, quiero comer más cosas”.

La mayoría de padres recuerdan la primera vez que su bebé ingirió sólidos, porque supone un nuevo capítulo en la vida de su hijo y es muy emocionante. Mientras abre la boca para recibir el primer bocado de comida, cruzan los dedos y rezan para que su bebe “coma bien”. Quieren que disfrute de la comida, que coma sano y, además, también quieren que las comidas familiares sean pacíficas.

Sin embargo, son muchos los casos en que los primeros años de alimentación sólida no son nada divertidos, ni para los padres ni para el niño.

Intentar que ese proceso sea agradable, se disfrute por toda la familia y el bebé termine “comiendo de todo” es el objetivo de la charla de este miércoles.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que todos los bebés, en la medida de lo posible, se alimenten exclusivamente de leche materna hasta los seis meses de edad y que los alimentos sólidos se introduzcan  gradualmente a partir de entonces. Este proceso  dura un mínimo de seis meses, pero  puede prolongarse varios años.

Que el bebé aprenda a comer sólo contribuirá a que desarrolle habilidades de masticación, la motricidad fina y la coordinación visomotora. Es preciso confiar en sus capacidades y en el instinto del bebé para que el proceso sea satisfactorio. Dejar que el bebé tome la incitativa puede ser extraordinariamente divertido, tanto para los padres como para su hijo. Tratar de relajarse y disfrutar de las aventuras de esta etapa es la clave para  adoptar unos buenos hábitos de alimentación, teniendo en cuenta que es un periodo de aprendizaje lento y que llevará  su tiempo.