García Carrión asegura que es Félix Solís quien bloquea que haya transparencia en la DO Valdepeñas

Maite Guerrero Valdepeñas
Instalaciones de Bodegas Vinartis en Valdepeñas / Lanza

Instalaciones de Bodegas Vinartis en Valdepeñas / Lanza

Afirma que ASEVIVALDEPEÑAS lleva bloqueando durante más de un año la celebración de las reuniones de la Junta Directiva de la DO y todas las propuestas de la Junta Directiva que darían transparencia al mercado, como el establecimiento de una etiqueta específica para cada tipo de vino reserva y gran reserva con su correspondiente añada

José García Carrión, presidente del Grupo García Carrión, y su mujer Fala Corujo han querido aclarar que no es AVIVAL (Asociación Vinícola Industrial de Valdepeñas), a la que pertenece Bodegas Vinartis (del grupo García Carrión desde 2005), la que está bloqueando la celebración de una auditoría en la Asociación Interprofesional de la Denominación de Origen Valdepeñas, como algunas fuentes han indicado, sino que “Félix Solís miente, ya que AVIVAL no cuenta con los votos necesarios para bloquear ninguna decisión en el seno de la Junta Directiva”. Así, desde Bodegas Vinartis aclaran que es “Félix Solís quien está bloqueando las medidas de transparencia en los vinos de D.O. Valdepeñas tras las sospechas de fraude”.

Aseguran que es ASEVIVALDEPEÑAS (Asociación Comarcal de Empresarios Vitivinícolas de las zonas de producción y crianza de la Denominación de Origen Valdepeñas), asociación mayoritaria de la DO Valdepeñas con el 68% del sector comercializador, a la que pertenece, entre otras, Félix Solís S.L., “la que lleva bloqueando durante más de un año la celebración de las reuniones de la Junta Directiva y todas las propuestas de la Junta Directiva que darían transparencia al mercado, como el establecimiento de una etiqueta específica para cada tipo de vino reserva y gran Reserva con su correspondiente añada”.

Señalan que Félix Solís abandonó la reunión celebrada en la Asociación Interprofesional de la D.O. Valdepeñas el viernes 21 fe febrero para evitar que se alcanzara un acuerdo sobre las etiquetas específicas por vinos y que la propia Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha dijo en manifestaciones que se pondrían de forma inmediata”.

Afirman que las existencias de vino de Bodega Vinartis ya han sido auditadas y certificadas por la empresa certificadora oficial autorizada por la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha varias veces, siendo en enero de 2020 la última certificación.

“La petición de Félix Solís de volver a solicitar una auditoría solo pretende dilatar los plazos de entrada en vigor de las contraetiquetas específicas de reserva y gran reserva como se está solicitando desde 2016”.

Dicha petición de ASEVIVALDEPEÑAS es uno de los puntos de la Junta Directiva de la DO Valdepeñas convocada para el 6 de marzo.

José García Carrión y Fala Corujo han declarado a Lanzadigital que lo que quieren es, al igual que el sector productor, que se hagan bien las cosas y que la contraetiqueta recoja si el vino es crianza, reserva o gran reserva.

Explican que García Carrión está presentes en otras denominaciones de origen y que en ninguna ocurre lo que pasa en Valdepeñas, “que está dominada por un señor”.

Afirman que “en la vida” han defraudado y que su compañía se ha enfrentado a otras grandes compañías que engañaban al consumidor. “Siempre hemos luchado contra el fraude y no hemos cometido ilegalidades”.

Recuerdan asimismo que el decálogo aprobado en la DO hace dos años recogía que en enero de 2019 la contraetiqueta ya recogiese la palabra crianza para los vinos que lo fueran en lugar de ser genérica y apuntan que Félix Solís no lo aplicó hasta noviembre, cuando los clientes se lo demandaron. “Pedimos que hagan las cosas bien”.

Los propietarios de García Carrión han declarado que no les importa que haya una inspección porque lo tienen todo legalizado. “Félix Solís la pide para ganar tiempo y demorar todo. Nosotros somos transparentes y no tenemos nada que ocultar”.

También han denunciado que hayan pasado meses sin tener reunión en la DO cuando la Junta Directiva debe reunirse cada dos meses según los estatutos, pero al no estar Félix Solís, no hay quorum y no se puede votar, explican. “Nosotros y los agricultores pedimos un cambio de los estatutos”.

Critican igualmente que se quiera engañar al consumidor. “Otras denominaciones de origen ponen una contraequiqueta especificando si es crianza, reserva y gran reserva. Esta era genérica hasta hace poco”.

Han manifestado que esta situación actual le está haciendo un daño muy grande a la DO Valdepeñas, “que es una gran denominación de origen y hay que prestigiarla más. Todavía somos la segunda en volumen, pero el vino es más barato que en otras denominaciones de origen. No debería ser así”.