Jesús Martín lamenta la actitud del PP al querer impugnar los decretos sociales del Gobierno

Maite Guerrero Valdepeñas
Jesús Martín, candidato del PSOE al Senado por Ciudad Real / Maite Guerrero

Jesús Martín, candidato del PSOE al Senado por Ciudad Real / Maite Guerrero

El candidato el PSOE al Senado por Ciudad Real critica “el grado de crueldad” de Pablo Casado, que antepone su vanidad a los intereses de los ciudadanos

El candidato del PSOE al Senado por Ciudad Real, Jesús Martín, ha lamentado este viernes en una rueda de prensa en la sede del Partido Socialista de Valdepeñas, l a actitud del PP al querer impugnar los decretos sociales del Gobierno de Pedro Sánchez. Ha criticado “el grado de crueldad de Pablo Casado”, que antepone su vanidad a los intereses de los ciudadanos, según ha dicho. “Me escandaliza la parte cainita y vengativa de Casado y del PP”.

Martín ha denunciado “la falta de criterio, de caridad y de responsabilidad al querer dejar en la calle a los ciudadanos solo porque estamos en campaña y necesita el foco”.

Martín se ha referido a decretos sociales como la lucha contra la precariedad laboral con medidas como la regulación de la jornada laboral para luchar contra el fraude de algunos empresarios, que no pagan las horas extra, o el subsidio de desempleo para mayores de 52 años, que en el caso de Ciudad Real afectan a 3.667 personas que antes no cobraban ayuda y ahora sí y a 18.000 de Castilla-La Mancha.

Otro decreto es el del permiso de paternidad, que ha pasado de 5 a 8 semanas y es intransferible y remunerado al 100%. “Es una medida importante si queremos la igualdad y que acabe la brecha salarial entre hombres y mujeres y  no se ponga un veto al desarrollo de la mujer”. De esta medida se beneficiarán 4.000 hombres en la provincia.

El candidato al Senado también se ha referido a la Ley de alquileres, que cuenta con un mínimo de cinco años y máximo de siete para generar una estabilidad sin subir el precio del alquiler más allá del IPC, que puede renovarse otros tantos años, con el fin de que unilateralmente no se suba el precio del alquiler. El propietario podrá vender la vivienda, pero quien la adquiera debe respetar la vigencia del contrato. Así se evita la especulación. También se crearán tablas de referencia en las comunidades autónomas sobre el precio del alquiler.

Además, en casos de desahucio, el juez debe notificar a Servicios Sociales la situación para que justicia y Servicios Sociales vean cual es el momento en que debe dejarse la vivienda, buscando antes de ello la administración una nueva ubicación.

Otro decreto es el que permite a los ayuntamientos usar parte del superávit del año anterior para inversiones sostenibles para ayudar a quienes más lo necesitan a través de los Servicios Sociales. Martín ha explicado que los Presupuestos Generales del Estado recogían esta medida, pero al no haberse aprobado, los ayuntamientos estaban en el limbo en este tema y ahora pueden usar el superávit para este fin.

Al preguntarle por la calificación del presidente de la patronal de Castilla-La Mancha de los “Viernes Sociales” como “Viernes de Dolores”, Martín ha contestado que depende de para quien son “de Dolores o de Gloria”. Ha dicho que no todos los empresarios usan su poder para abusar de sus trabajadores, pero algunos sí y contratan por menos de lo que los empleados trabajan para enriquecerse con el sacrificio de otros. “Ese empresario ensucia al resto y explota a sus trabajadores”.

También ha apuntado que poner el Salario Mínimo Interprofesional en 900 euros levantó críticas de la patronal que decía que era poner a gente en la calle, algo que no ha pasado, según ha apuntado Martín, sino que ha bajado el paro. Ha indicado que el SMI estaba en casi 800 euros pero que los trabajadores cobraban 900 o 1.000 bajo cuerda. “Ahora cotizan más a la Seguridad Social y se consolida la bolsa de pensiones. No se puede pagar en negro”.