Lanza Digital

La Cofradía de Jesús Caído de Valdepeñas asistió a los actos del “Día de la Unidad” del Regimiento Asturias nº 31

Una comisión de la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza, de Valdepeñas, ha asistido a los actos programados con motivo de la celebración del “Día de la Unidad” del Regimiento de Infantería Asturias nº 31, que acogió la Base Militar de El Goloso en Madrid, sede de la Brigada “Guadarrama” XII con la que está hermanada desde hace 25 años.

Los actos se celebraron bajo la presidencia del Teniente General Fernando J. López del Pozo, Jefe del Mando de Operaciones del Ejército, incluyendo el apartado de Efeméride, la invocación a la Virgen de Covadonga, la imposición de corbatas conmemorativas a la Bandera de España, así como un amplio capítulo de condecoraciones.

Posteriormente dirigió unas palabras a los asistentes el Coronel Jefe del Regimiento Asturias nº 31, Javier Martín Gil, dando paso al homenaje a los caídos y al desfile de la Fuerza participante.

Además del Teniente General del Pozo, estuvieron, entre otros, el General Jefe de la Brigada XII, Rafael Colomer, y el General de División, Francisco Javier Abajo, así como el Agregado Militar del Ejército de los Estados Unidos, Benjamín Shaha.

Aunque el tiempo no acompañó, los actos resultaron con la brillantez esperada, agradeciendo la representación de la Cofradía valdepeñera la invitación cursada para estar presentes en los mismos.

Miembros de la Cofradía Jesús Caído de Valdepeñas con el Coronel Jefe del Regimiento “Asturias” 31 y con los generales del Pozo, Abajo y Colomer / Regimiento “Asturias” 31

“Asturias” 31

El Regimiento de Infantería Asturias 31 es uno de los más antiguos del Ejército Español. Fue creado en 1703 en el Principado de Asturias y su primer Jefe fue el Marqués de Santa Cruz de Marcenado.

Ha intervenido en todas las guerras en la Península, así como en África, Italia, Dinamarca, Francia y América y su bandera cuenta con la Cruz Laureada de San Fernando.

Además, ha participado en misiones internacionales con la Brigada Acorazada “Guadarrama” XII de la que forma parte.

Desde 1795 lleva por sobrenombre “El Cangrejo”, porque jamás volvió la espada al enemigo.