La DO Valdepeñas se vuelca con Fenavin

Noemí Velasco Ciudad Real
Jesús Martín enseña las nuevas contraetiquetas de la DO Valdepeñas / Lanza

Jesús Martín enseña las nuevas contraetiquetas de la DO Valdepeñas / Lanza

Presente desde la primera edición, la Denominación de Origen Valdepeñas celebra la oportunidad que ofrece Fenavin a las bodegas para mostrar su riqueza, diversidad y singularidad. Jesús Martín además valora de forma positiva que conserve su carácter profesional como “feria de negocios” y destaca su efecto económico en toda la provincia

Expertos calculan que 18.100 compradores acudirán entre el 7 y el 9 de mayo a la Feria Nacional del Vino (Fenavin) en Ciudad Real, y que 4.200 serán internacionales. La organización espera que las empresas y entidades participantes alcancen los 415.000 contactos comerciales, que generarán más de 45 millones de euros de negocio. Ante estas cifras, el presidente de la Denominación de Origen Valdepeñas, Jesús Martín, reconoce que “Fenavin es una cita ineludible desde la primera edición”, ya que, según explica, “nos permite dar a conocer nuestros vinos y proyectar una imagen de calidad dentro del panorama vinícola español”.

Fenavin es la feria del vino “más importante” de España, “tanto por su capacidad de negocio a nivel nacional como internacional”, insiste Jesús Martín. El representante de la DO Valdepeñas considera que “es bueno que la feria siga conservando su carácter profesional” y que sea realmente una “feria de negocios”, donde las bodegas tienen la oportunidad de realizar reuniones con compradores potenciales. Además, insiste en que el éxito de la Feria Nacional del Vino de Ciudad Real cada vez trasciende más fuera de las fronteras y “por eso cada vez hay más demanda de expositores y visitantes”.

El compromiso de las instituciones en una feria con impacto provincial

En esos buenos datos, la implicación de las instituciones ha sido primordial. Jesús Martín reconoce que “la apuesta de la Diputación de Ciudad Real y de otras instituciones como la Junta de Comunidades a través del IPEX (Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha) o la Cámara de Comercio por invitar a compradores internacionales y dar a conocer la feria fuera de las fronteras españolas es clave”. Convencido de que hay que seguir trabajando en la misma línea, Jesús Martín dice que el éxito de la inversión de la administración “está comprobado”.

El efecto de Fenavin no queda en las bodegas, sino que la Feria Nacional del Vino “tiene un impacto económico a nivel provincial”. Aparte de que el sector agroalimentario, y en concreto, el vitivinícola, es uno de los más pujantes en la provincia, Martín hace referencia al efecto que tiene la llegada de miles de visitantes durante los días de la feria, ya que muchos se alojan en municipios fuera de la capital. Asimismo, el presidente de la DO señala que con las dos últimas campañas de ‘La cultura del vino’, que ha incluido actividades culturales por toda la provincia, “la Diputación ha acercado Fenavin al público en general desde distintos enfoques y es muy positivo”.

Una oportunidad para las denominaciones de origen

Como siempre, la DO Valdepeñas contará con su propio stand en el Fenavin y también estará presente en el de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha junto con las otras denominaciones de origen vínicas de la región. Dispuestos a innovar, la principal novedad en su stand será la cata teatralizada de vinos preparada para el día 7, a las seis de la tarde, en el pabellón Virgilio. También colaborarán en la entrega de premios Airén por el Mundo, tras acoger en sus instalaciones la cata a ciegas hace unas semanas. Además, ofrecerán información sobre la recién creada Ruta del Vino de Valdepeñas, “una apuesta por el enoturismo de calidad dentro de las Rutas del Vino de España certificadas por Acevin (Asociación Española de Ciudades del Vino)”.

Con la vista puesta en los caldos producidos en España, Jesús Martín destaca que Fenavin “es una oportunidad más de mostrar a los asistentes la riqueza, la diversidad y la singularidad de las denominaciones de origen de nuestro país” y, además, “de poner en valor el vino con denominación de origen”. A la DO Valdepeñas, Fenavin le ha aportado “una importante difusión mediática y la oportunidad de mantener reuniones de trabajo con profesionales”.

Novedades en la DO Valdepeñas

En la actualidad, la Denominación de Origen Valdepeñas vive un buen momento. Con el fin de estar a la “vanguardia de España” en garantías al consumidor, hace unas semanas sacó al mercado los primeros vinos blancos y tintos embotellados con referencia a la variedad de uva y la añada en la contraetiqueta. Martín insiste en que el objetivo es que “el consumidor tenga la absoluta seguridad de que lo que pone la bodega en la etiqueta frontal o principal está verificado por la DO”. Sin duda, es un paso más en el control de la trazabilidad, desde la cepa a la botella.

Pero todo no queda ahí, pues la DO Valdepeñas pretende ampliar la producción por hectárea en torno a un 20 por ciento en la próxima campaña de la vendimia. En la actualidad los rendimientos marcados son de los más bajos en España, de 6.000 kilos por hectárea en variedades tintas y 7.500 kilos por hectárea en variedades blancas. Martín explica que “al ser de las denominaciones de origen más antiguas del país, estos rendimientos eran los que existían cuando se creó la normativa”. Varias décadas después, la situación del campo ha cambiado, y las viñas son mucho más productivas, sin perder en ningún momento la calidad de la materia prima. Por eso, la DO ha solicitado al Ministerio de Agricultura un aumento de esos rendimientos para adaptarse a los tiempos y están pendientes de respuesta.

De la mano de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), la DO Valdepeñas está además inmersa en la elaboración de un mapa de suelos que permita aumentar rendimiento y ganar en calidad de acuerdo a la idoneidad de los terrenos con las diferentes varietales. Jesús Martín considera que “es importante que podamos aprovechar sinergias en todos los ámbitos, en la investigación, formación y promoción”. “Si todos trabajamos en esta línea, seguro que el vino cobra mayor importancia, como parte esencial de nuestra cultura mediterránea”.

El impulso del consumo en la dieta mediterránea

Y ahí está otro de los caballos de batalla de las bodegas: aumentar el consumo de vino en el interior. El presidente de la Denominación de Origen admite que “es difícil saber cuál es la clave o la fórmula mágica posible para aumentar el consumo de vino”, pero considera que “la estrategia pasa por borrar la imagen elitista” y los “prejuicios” que existen alrededor del mundo del vino. Jesús Martín reflexiona que hay muchos jóvenes que dicen que no beben vino, porque no saben o no les gusta, pero “no hace falta ser un experto” para tomarlo.

La intención es “normalizar el consumo responsable y moderado dentro de nuestra alimentación”. Así pues, “no es necesario esperar una gran ocasión para tomar un vino”, sino que cualquier persona lo puede tomar como aperitivo en casa con las comidas. Las actividades de promoción y las catas con los consumidores son interesantes, pues “cuanto más se conoce más se disfruta apreciando las diferencias y matices” de los diferentes caldos. Vinos hay para todos los gustos, así pues, con la gran cantidad de bodegas que existen en España, Jesús Martín considera que es imposible no encontrar ninguno que se adapte a las preferencias de cada consumidor.

Cata teatralizada, una novedosa forma de atraer al público

Dispuestos a innovar, la Denominación de Origen Valdepeñas acogerá una cata de vinos teatralizada el próximo 7 de mayo, a las seis de la tarde, en la Feria Nacional del Vino, que este año tendrá lugar hasta el 9 de mayo en Ciudad Real. El escenario será en el stand ubicado en el pabellón Virgilio (calle 11 –stand 8).

La representación correrá a cargo del grupo artístico-literario El Trascacho de Valdepeñas, que ha organizado de manera conjunta esta actividad lúdica con la asociación interprofesional. Precisamente este grupo ha estado ligado desde sus inicios en 1961 a la vinicultura, pues sus fundadores fueron cinco amigos que se reunían a leer poesía mientras degustaban un vino de Valdepeñas en la cueva-bodega de Andrés Cejudo López.

Literatura y teatro forman parte de la actividad habitual del grupo El Trascacho, que hoy está compuesto por unas cuarenta personas. Además, desde 1968, cada 30 de noviembre, día de San Andrés, celebran la Cata del Vino Nuevo y Anochecer Poético, por la llegada de la nueva cosecha de vinos de Valdepeñas.

La cata teatralizada, según indica la DO Valdepeñas, será “un espectáculo sencillo”, en el que los asistentes podrán disfrutar con una copa de vino en mano, a la vez que los actores comentan de una manera lúdica los matices más relevantes de los vinos de Valdepeñas, “vinos con historias que contar”. De esta forma, la denominación pretende acercarse al público y dar a conocer las particularidades de sus caldos.