La Hermandad de la Misericordia celebró el Rosario Vespertino el sábado

Lanza Valdepeñas
María Santísima de la Palma / Lanza

María Santísima de la Palma / Lanza

La imagen de María Stma. de la Palma estuvo acompañada de la feligresía de la Parroquia, el Coro Rociero "Santo Cristo” y el consiliario de la Hermandad

La Hermandad de la Misericordia y Palma celebró el sábado los cultos establecidos por las Reglas de la Hermandad en este último fin de semana de mayo, a su titular mariana, María Santísima de la Palma.

El orden de cultos establecía la celebración de la Misa mensual de Hermandad, la cual fue presidida por el cura párroco Emilio Jesús Montes, y el Rosario Vespertino con la Stma. Virgen por las calles de la ciudad.

Al filo de las 19.00 horas la imagen de la Stma. Virgen era trasladada desde su Oratorio hasta la Iglesia Parroquial acompañada de medio centenar de hermanos que realizaron este sencillo y habitual traslado en riguroso silencio.

A las 19.30 horas el cortejo llegaba al templo parroquial donde se celebró la Santa Misa en la que participaron los hermanos de la corporación junto con la feligresía parroquial. A la conclusión de la misma, la Hermandad conformaba de nuevo el cortejo para comenzar el rezo del Santo Rosario por las calles de la ciudad.

El cortejo fue abierto por la Cruz de Guía escoltada por dos faroles. Tras ella, un nutrido número de hermanos divididos en dos tramos y separados por el Estandarte Corporativo antecedían la llegada del cuerpo de acólitos ceroferarios y turiferarios, precediendo las andas de la Stma. Virgen, portadas por los hermanos que desearon llevarla en su trayecto.

La imagen de María Stma. de la Palma estuvo acompañada de la feligresía de la Parroquia, el Coro Rociero “Santo Cristo” y el consiliario de la Hermandad, Emilio J. Montes, quien dirigió el rezo del Santo Rosario.

El cortejo discurrió por las calles Cristo, Virgen, Plaza España, andén del Ayuntamiento y Plaza Constitución para llegar a la Capilla de las Salesianas, donde la Stma. Virgen fue recibida por esta comunidad religiosa tan vinculada a la corporación penitencial.

Dentro de la capilla, el centenar de fieles que acompañaban a la Santísima Virgen, rezó íntegramente el cuarto misterio del Rosario y el Coro Rociero se sumó también a este emotivo momento.

Tras la visita a la capilla el Santo Rosario continuó por las calles Real, Pintor Mendoza, Capitán Fillol y Sor Cándida.

El Coro Rociero “Santo Cristo” acompañó este acto interpretando varias canciones dedicadas a la Virgen María a la finalización de cada uno de los misterios que se iban meditando.

Por último, y desde el balcón de la Casa Hermandad, le cantó a la Stma. Virgen de la Palma, la sevillana que en su día le compusiera con motivo de la Coronación de María Stma. de la Palma, el 11 de octubre de 2015, ofreciendo uno de los momentos más emotivos para los hermanos y la feligresía que quiso acompañar a esta imagen de la Stma. Virgen, la dolorosa más antigua de las que se veneran en la ciudad, datada del 1725.