López destaca la consolidación de la Pasión Viviente de Valdepeñas en su quinta edición

Maite Guerrero Valdepeñas
Presentación de la V Pasión Viviente del barrio Lucero de Valdepeñas / Maite Guerrero

Presentación de la V Pasión Viviente del barrio Lucero de Valdepeñas / Maite Guerrero

El barrio Lucero acogerá esta representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo el 24 de marzo con la participación de 250 figurantes en 10 escenas

La V Pasión Viviente del barrio Lucero de Valdepeñas tendrá lugar el sábado, 24 de marzo de 17.30 a 22 horas gracias al Grupo de Teatro Solidario, el Grupo de la Pasión Viviente y la colaboración de varios vecinos y del Ayuntamiento de la ciudad. El teniente de alcalde de Cultura, Turismo, Educación y Festejos, Manuel López, ha destacado este lunes en la presentación de esta iniciativa que se haya consolidado dentro de la Semana Santa de la ciudad para recordar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Se espera que sea vista por unas 6.000 personas, como el año pasado.

Ha recordado que desde el Concilio de Trento las hermandades y cofradías ayudan a sacar a la calle la Pasión de Jesús, primero con pasos procesionales y después con actos como esta Pasión Viviente, “que nació a través del párroco del Lucero, Rubén Villalta y que el Ayuntamiento apoya a través de la ayuda para el montaje de infraestructuras, colocación de vallas, escenarios, parte del decorado, cortes de calles… “Hasta donde podamos llegar, siempre contarán con la ayuda de la administración local. Independientemente de que seamos o no creyentes, esta iniciativa sirve para promocionar la ciudad. Todos sumamos. El Ayuntamiento organiza actividades, pero también el tejido asociativo de la ciudad.

El edil ha puesto en valor la “escenografía espectacular y el vestuario con rigor histórico” de esta Pasión Viviente, así como el hecho de que tanto ciudadanos de Valdepeñas como de otras localidades se acerquen a verla.

López ha agradecido a todas las personas que trabajan delante y detrás de la Pasión Viviente por la labor que realizan de forma voluntaria, con esfuerzo e ilusión. “La ilusión es lo principal para que las cosas salgan bien. Transmiten esa ilusión y los visitantes experimentan un recogimiento”.

Una de las escenas de la Pasión Viviente del barrio Lucero de Valdepeñas / Maite Guerrero

Una de las escenas de la Pasión Viviente del barrio Lucero de Valdepeñas / Maite Guerrero

Por su parte, Rubén Villalta ha declarado que “para nosotros es una alegría poder hacer la quinta edición de una idea que nació con ilusión pero sin saber hasta dónde iba a llegar”. Ha dado las gracias al Ayuntamiento por su colaboración y ha señalado que el cartel anunciador de la Pasión viviente de este año es un guiño a la Hermandad de la Esperanza Macarena, del barrio Lucero, por su 25 Aniversario.

Ha comentado que en esta ocasión la Pasión Viviente, “una puerta a la Semana Santa”, se representará un día en lugar de dos pero manteniendo el número de horas. Ha recordado que la entrada estará en la Travesía San Blas, en la plazoleta de la Plaza de Toros y ha apuntado que se harán grupos de entre 50 y 60 personas, introduciendo como novedad que las personas con discapacidad, con uno o dos acompañantes, podrán pasar sin tener que esperar la cola.

Habrá 250 figurantes, cifra superior a la de otros años, distribuidos en diez escenas. “Las escenas se mantienen pero se introducen personajes y escenografías nuevas”.

Francisco Fernández, miembro del  Grupo de Teatro Solidario y director artístico de la Pasión Viviente, ha dado las gracias al ayuntamiento por “el despliegue que lleva a cabo”, a la Policía Local, Protección Civil y Cruz Roja, a los medios de comunicación y a quienes intervienen en la Pasión Viviente (actores, personas de maquillaje, atrezo, logística, coordinadores de escena…). “Habrá sorpresas”, ha anunciado.

También ha pedido un local para poder guardar todas las cosas que se preparan para la Pasión Viviente y ha destacado que este año celebre su quinta edición, sea el 25 Aniversario de la Hermandad de la Esperanza Macarena y la parroquia de la Nuestra Señora de la Paz y San Juan Bautista (barrio del Lucero) celebre sus 50 años de existencia.