O2 Monkeys, niños a los que les encanta bailar

Maite Guerrero Valdepeñas
Los componentes de O2  Monkeys y su profesora en la Carrera de la Mujer de Valencia / Lanza

Los componentes de O2 Monkeys y su profesora en la Carrera de la Mujer de Valencia / Lanza

Han realizado una exhibición en la Carrera de la Mujer de Valencia, el 7 de mayo estarán en Madrid y el próximo año esperan poder competir en León

O2  Monkeys es un grupo de niños de 6 a 16 años salido de los cursos de Funky y Hip Hop del Gimnasio Oxigeno Sport & Wellness de Valdepeñas, a los que les encanta bailar. Este año han realizado una exhibición en la Carrera de la Mujer de Valencia el 9 de abril, el 7 de mayo actuarán en la carrera de Madrid y el próximo año esperan poder competir en el Campeonato Funk Lag de León, que se celebrará en febrero y en otras competiciones. En Valdepeñas también han actuado en la Carrera de la Mujer de la ciudad y en el Salón de la Infancia y la Juventud “Chicolandia”.

Su profesora y coreógrafa, Isabel López, destaca las ganas que estos pequeños le ponen al baile y lo implicadas que están sus familias. Afirma que trabajan todos juntos para conseguir una buena formación para los pequeños, no solo en el baile, sino como a nivel personal y en educación en valores, ya que se les pide que sean responsables, que tengan disciplina para saberse las coreografías, que se porten bien y que saquen buenas notas para poder bailar y participar en los eventos que realizan.

 

Clases

López explicó que en el gimnasio hay dos grupos de niños: uno de 6 a 8 años y otro de 9 a 16 años que bailan estos estilos urbanos, que ahora están teniendo un auge en Valdepeñas. Afirma que en la ciudad no se hace nada a este nivel.

Las clases comenzaron hace tres años con seis alumnos y, actualmente, hay dos clases con 25 alumnos en total, las cuales se imparten los lunes y los miércoles durante 45 minutos.

De una selección de esas dos clases sale O2  Monkeys, un grupo que también se reúne los sábados para ensayar durante una hora y media con el fin de poder realizar exhibiciones y, en un futuro, competir. “Los niños se preparan para pertenecer al grupo. Se hace una selección para cada evento, por lo que trabajan muy duro para poder ser seleccionados. No es obligatorio estar, pero para estar hay que trabajar. Deben saber que si quieres algo, hay que esforzarse”.

 

Carrera de la mujer

La profesora indicó que ella lleva 13 años colaborando con el circuito nacional de la Carrera de la Mujer contra el cáncer de mama en Valencia y en Madrid, realizando actuaciones con otros profesores y clases en directo. “Este año los organizadores vieron en Facebook un video de la actuación de los O2  Monkeys en Chicolandia y nos preguntaron si queríamos participar en el circuito de la Carrera de la Mujer. Fuimos a Valencia, donde se vendieron 15.000 dorsales, pero como público había unas 30.000 personas o más. Estuvimos en la playa de la Malvarrosa, en la fiesta de clausura de la carrera, y participamos en el espectáculo organizado por Oxígeno Sport”.

El 7 de mayo van a Madrid, donde actuarán por la mañana tras la carrera. También habrá conciertos y otras actuaciones. “Nuestra exhibición será de 5,20 minutos, en la que mezclaremos los estilos de Funky y Hip hop en un montaje. Los niños irán saliendo por grupos sin que pare la música y al final saldrán todos juntos”. A Valencia fueron cerca de 20 niños y a Madrid irá una cantidad similar. “El ir es como una recompensa a su trabajo y esfuerzo”.

Los viajes son costeados por las familias. A Valencia se fueron en coches porque cada familia podía ir en un momento, algunos estuvieron varios días. Los niños convivieron y ensayaron allí. Para Madrid se pondrán autobuses, ya que irán más de 100 personas.

López destacó que la convivencia entre los niños también es muy importante. “Son como una familia. Los grandes cuidan de los pequeños”.

Comentó que en el grupo hay más niñas que niños, pero que el número de niños va aumentando. “Es una disciplina que se está conociendo ahora más. Los niños a veces asocian que el baile es cosa de niñas, pero cuando ven lo que hacemos, les gusta y se enganchan. Se lo pasan muy bien. En general todo el grupo disfruta mucho. Están deseando empezar las clases y vienen unos minutos antes. Prestan mucha atención a las explicaciones. Cada uno aprende a su ritmo. Los mayores ayudan mucho a los pequeños”.

En cuanto al nombre de O2  Monkeys, explicó que surgió porque “todos decíamos que eran muy monos”.

 

Campeonato

Sobre el Campeonato Funk Lag de León del próximo año, Isabel López declaró que “será nuestro objetivo, pero no ganar, sino aprender a perder. Es muy difícil ganar, pero puede ser una experiencia muy buena para los niños. Están acostumbrados a que todo vaya bien, pero tienen que aprender que no todo es de color de rosa y que puede haber desilusiones. Con el tiempo, esperamos poder ganar algún año. Ahora el objetivo es que vean que hay otros niños que bailan como ellos y que se sacrifican”.

 

La experiencia de los niños

La profesora indica que las clases están consiguiendo grandes avances en los niños. “Hay algunos niños que eran muy tímidos y que apenas hablaban y ahora actúan delante de cientos de personas. El baile les ayuda y refuerza su autoestima y, según me dicen los padres, en algunos casos ha conseguido cosas que no conseguían ni los psicólogos, avances que se ven en su vida diaria”.

Por su parte, los pequeños afirman que les gustan mucho las clases, que aprenden muchas cosas y el valor del esfuerzo. “No vemos que las clases sean difíciles porque nos gustan mucho. Vamos poco a poco y nos ayudamos unos a otros”.

En cuanto a los ensayos dicen que ensayan hasta que les sale bien. “Hasta que no nos sale a todos, no pasamos al siguiente paso. La profe nos ayuda mucho”.

Algunos han estado en otras clases de baile, como ballet, y otros se introdujeron al baile con estas clases por primera vez. Destacan la importancia de estar coordinados.

Uno de los alumnos señala que fue de los primeros en apuntarse a las clases.”Venía al gimnasio con mi madre porque ella tenía clase de baile. Me gustaba ver como bailaba su grupo y veía esta clase y quería bailar, y me apunté”.

Sobre la experiencia de Valencia dicen que les ha gustado mucho y que todos quieren ir a Madrid. “En Valencia estuvimos un fin de semana y nos gustó también estar juntos conviviendo en el hotel e ir a la playa. Todos nos llevamos muy bien y nos queremos mucho. Nos gusta bailar, nos divertimos y nos gustaría seguir con las clases muchos años”.