Un cuento de Luis Chacón, entre los finalistas de los Premios Caligrama de Penguin Random House

Noemí Velasco Valdepeñas
Luis Chacón, a la derecha, en la presentación de uno de sus libros / Archivo

Luis Chacón, a la derecha, en la presentación de uno de sus libros / Archivo

El cuento '¡Dios mío! ¡He perdido a mi abuela!’ es uno de los diez seleccionados en la categoría de Best Seller de los Premios Caligrama. Más de cuatrocientas obras han concurrido en el certamen del conocido grupo editorial

El escritor valdepeñero Luis Chacón está entre los finalistas de los Premios Caligrama que organiza la reconocida editorial Penguin Random House. El cuento ‘¡Dios mío! ¡He perdido a mi abuela!’ figura entre los diez seleccionados de la categoría Best Seller 2019.

Los premios distinguen entre las categorías de Best Seller, Talento y Promesa. Un total de 422 obras han concurrido en el certamen y tan solo hay 28 seleccionadas. La entrega de los Premios Caligrama será el próximo 21 de octubre, en la sede del grupo editorial en Barcelona. El actor, escritor y presentador Bruno Oro dirigirá el acto.

Según informa la editorial, los premios “dan a sus autores la oportunidad de saltar a la publicación tradicional y transformarse en las nuevas voces del momento”. Asimismo, el Premio Best Seller incluye obras “que han obtenido repercusión en las ventas o reseñas positivas en distintos medios”, de manera que el jurado considera que tienen posibilidades de alcanzar “mayor proyección” en uno de los sellos tradicionales.

Caligrama nació en 2014 bajo el nombre “megustaescribirlibros” como primer sello de autoedición creado por un grupo editorial tradicional para ayudar a nuevos autores a impulsar su carrera literaria mediante la edición, publicación y distribución mundial de su producción. Desde 2014 ha logrado tener en su catálogo 1.200 títulos y cuenta ya con más de 1.000 autores de más de 35 países.

Donará la recaudación a AECC

En otro orden, cabe reseñar que los beneficios de la venta del libro de Luis Chacón irán para la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). No es la primera vez que este autor dona ejemplares para una asociación: ya lo hizo con ‘Las siete vidas de Mawiwi’, cuyos fondos fueron para la Asociación Síndrome de Down A-Down.