Veinte peluquerías de la provincia colaboran con Mechones Solidarios enviando el pelo que donan sus clientes

E. Press Toledo
300 euros

300 euros

Fabricar cada peluca tiene un coste de 300 euros, explica la presidenta de Mechones Solidarios, quien admite que el 80 por ciento de las pelucas son gratuitas porque dan preferencia a los niños y a personas que no tienen recursos

Un total de 65 peluquerías de Castilla-La Mancha, 20 de la provincia de Ciudad Real,  colaboran con el proyecto Mechones Solidarios enviando el pelo que donan sus clientes para crear pelucas de cabello natural para afectados por tratamiento de quimioterapia. Esta acción sin ánimo de lucro comenzó su andadura en 2013 de la mano de la Asociación de peluquería Internacional Arte e Imagen.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta de esta asociación y de Mechones Solidarios, Estela Guerisoli, ha explicado que la idea surgió de su madre que, cuando estaba recibiendo quimioterapia, la gente le preguntaba que por qué a ella no se le caía el pelo, a lo que ella contestaba que llevaba una peluca de pelo natural elaborada por ella misma con la ayuda de su hija. Sin embargo, estas pelucas son “muy costosas” y no todo el mundo se las puede permitir, y por eso la madre de Estela pensó en que era una buena idea ayudar a otras personas.

Estela decidió cumplir el deseo de su madre y encargó a su hija, que estudiaba por aquel entonces Publicidad, la elaboración del logo actual de Mechones Solidarios. A partir de entonces, para dar publicidad al proyecto, decidieron organizar un evento público donde varios peluqueros cortaron el pelo en plena calle a los donantes que se acercaron.

Fue en este instante donde Mechones Solidarios, con sede en Málaga, alcanzó relevancia nacional y de hacer una peluca cada dos meses, actualmente elaboran 40 pelucas al mes. Ya trabajan en este proyecto nueve mujeres.

Mechones Solidarios cuenta con una trabajadora social que es la que se encarga de ver los recursos que tiene una persona cuando se pone en contacto con la asociación solicitando una peluca. Para las personas con escasos recursos y para los niños y niñas hasta 14 años, las pelucas son gratis. El resto de personas, pagan en función de sus ingresos.

Fabricar cada peluca tiene un coste de 300 euros, ha explicado la presidenta de este proyecto solidario, quien ha admitido que el 80 por ciento de las pelucas son gratuitas porque dan preferencia a los niños y a personas que no tienen recursos. El máximo que se paga por una peluca de Mechones Solidarios es de 500 euros y suelen ser abonadas por personas con recursos suficientes para comprarse una a precio de mercado: unos 1.200 euros.

10 kilos de pelo a la semana

Semanalmente a la sede de Mechones Solidarios llegan unos 10 kilos de pelo, ha indicado Estela Guerisoli, quien ha aclarado que son los únicos que hacen pelucas para niños. La Fundación Aladina, que presta apoyo integral a los niños y adolescentes enfermos de cáncer para que nunca pierdan la sonrisa, son los que más pelucas piden a Mechones Solidarios.

Los castellano-manchegos pueden donar su pelo acudiendo a uno de los diferentes eventos solidarios que organiza Mechones Solidarios por todo el país. También pueden acudir a una de las peluquerías solidarias donde le cortarán el pelo por cinco euros (este precio solo incluye el corte). Las peluquerías no están obligadas a coger pelo ya cortado.

Otra de las opciones es enviar por correo postal el pelo ya cortado, aunque lleve mucho tiempo guardado, a la sede principal de la asociación en Málaga (C/ Niño de Gloria, 3). Cada peluca solidaria necesita 5-20 donaciones y 40 horas de trabajo.

Condiciones

El pelo para poder ser donado, según informa la asociación en su web, debe estar limpio antes de cortarlo y debe entregarse limpio y seco. No se acepta pelo tratado con henna. La longitud del cabello deber ser como mínimo de 30 centímetros. Deben de estar todos los mechones a la misma altura y en la misma dirección por lo que se recomienda guardarlo en trenzas o en coletas.

El cabello puede ser de cualquier tipo (rizado, ondulado o liso) y estar tratado químicamente (tintes, mechas, permanentes…) o no. Los hombres también pueden donar su pelo, no importa la edad ni el sexo del donante. No importa que el pelo esté encapado, puedes donarlo y se aprovechará los mechones más largos.

En el caso de los niños y niñas hasta 14 años el largo mínimo para donar es de 20 centímetros. Si un niño o niña quiere donar pelo específicamente para otra niño o niña, tan solo tiene que especificarlo con una nota junto a su donación, ya que las pelucas para niños se fabrican con pelo de niños.

En el caso de que una persona tenga un familiar o amigo cercano que necesite una peluca, puede donar su pelo a Mechones Solidarios para crear una peluca específicamente para esta persona. En este caso, se puede poner en contacto con la asociación a través de la dirección de correo electrónico: trabajosocial@mechonessolidarios.com.

De las 65 peluquerías solidarias que colaboran con Mechones Solidarios, en la provincia de Albacete hay 13, en Ciudad Real (20), en Cuenca (9), en Guadalajara (4) y en Toledo (19).
En https://www.mechonessolidarios.com/castilla-la-mancha los interesados podrán encontrar la peluquería solidaria más cercana a su domicilio.

Donación de  pelucas

Mechones Solidarios también ofrece la posibilidad a las personas que tengan una peluca y ya no tengan la necesidad de utilizarla, poder donarla y ayudar a otras mujeres y niñas que la necesiten. Esta peluca será tratada por el equipo de Mechones Solidarios sin coste alguno y será donada de forma totalmente gratuita a las personas que no puedan permitirse pagar por la fabricación de una peluca nueva, según se recoge en la web de este proyecto solidario.

La persona que recibe la peluca se compromete a volver a donarla cuando deje de necesitarla para que otras mujeres y niñas puedan utilizarla.