Lanza Digital

Vestas prescindirá de unos 300 empleados temporales en la planta de Daimiel

La multinacional danesa de aerogeneradores, Vestas, prescindirá de un gran número de empleados que la empresa tiene contratados a través de la Empresa de Trabajo Temporal (ETT) Manpower en su planta de Daimiel, a partir de mediados del próximo mes de noviembre. Según los sindicatos, se estima que unas 300 personas, el 30% de la plantilla, puedan ir al paro, ya que no serán renovados sus respectivos contratos.

Oficialmente, según publica El Economista y han confirmado a Lanza fuentes sindicales, se trata de una suspensión temporal de empleo provocada por “la transformación” de la factoría, que comenzará a fabricar unas nuevas palas para un aerogenerador eólico más moderno y potente. La empresa abandonaría la producción de las aspas de 61 metros de longitud, para fabricar otras de 73 metros.

Sin embargo, los representantes sindicales de la factoría de Vestas en Daimiel dudan de la “suspensión temporal”, ya que la multinacional toma sus decisiones de un modo “muy centralizado en Dinamarca y tiene sus mercados de referencia, y sus prioridades, en otras latitudes”.

De momento, las luces de alarma se han encendido en Daimiel porque Vestas ha anunciado un retraso sobre el calendario originalmente previsto: la actividad de la planta no podrá reanudarse hasta los meses de febrero o marzo del año que viene, porque hasta esas fechas no se habrá concluido el montaje de las líneas de producción para la nueva máquina, cuando supuestamente el montaje iba a estar finalizado antes de que acabara el 2018.

Reunión del comité de empresa con responsables de Vestas

Por otro lado, los miembros del Comité de Empresa de Vestas se han reunido este martes con responsables de la factoría, quienes han trasladado a los representantes de los trabajadores que se trata de una situación “temporal y coyuntural”, ha indicado el responsable provincial de la federación de Industria del sindicato CCOO, David Vera, a Lanza.

En este sentido, Vera ha indicado que los contratos de los trabajadores contratados por ETT no serán renovados, “aunque algunos sí”. Según sus estimaciones, creen que unos 300 trabajadores irán al paro, de los aproximadamente 400 que Vestas tiene contratados a través de la Empresa de Trabajo Temporal, Manpower. Respecto a los trabajadores de plantilla, unas 570 personas, Vestas ha garantizado la continuidad de todos y cada uno de ellos, que seguirán produciendo las palas V-126 que vienen fabricándose en esta factoría.

A pesar del “miedo” por el ERE extintivo de la planta de Vestas en León, Vera cree que en Daimiel no se dará esta situación, ya que la empresa ha asegurado la continuidad de la planta, con la construcción de las nuevas palas.

El responsable de CCOO-Industria en la provincia ha avanzado que el próximo jueves y viernes, los trabajadores de la factoría realizarán varias asambleas para decidir si realizarán alguna concentración o protesta por esta situación.

El alcalde de Daimiel confirma la continuidad de Vestas en la localidad

En el pleno celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Daimiel, ante el interés del grupo de Izquierda Unida por la situación que vive la compaía danesa, el alcalde de la localidad, Leopoldo Sierra, confirmó que el objetivo de la empresa de aerogeneradores es “iniciar la producción” de un nuevo modelo de palas, en breve.

La producción de este nuevo modelo de palas produciría un desfase de tiempo que ha ocasionado que, entre tanto, se produzca la finalización de los contratos de 140 trabajadores, según el alcalde daimieleño, aunque los sindicatos apuntan que serán 300 los contratos que finalizarán.