Una tormenta de granizo deja blancas las calles de Villahermosa

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Calles de Villahermosa después de la tormenta de granizo

Calles de Villahermosa después de la tormenta de granizo

El alcalde de la localidad, Javier Piñero, ha señalado que no hay daños destacables que lamentar.

La provincia de Ciudad Real vive este sábado una jornada meteorológica muy revuelta, que ha estado acompañada de fuertes lluvias, tormentas y granizo en algunas localidades, como es el caso de Villahermosa, donde el granizo ha cubierto de blanco la superficie de las calles del pueblo y se han formado auténticas riadas de pedrisco.

La fuerte granizada registrada la tarde del sábado en Villahermosa ha dejado granizo “del tamaño de un garbanzo”, según ha explicado a Lanza el alcalde de la localidad, Javier Piñero. Durante poco más de 10 minutos, el granizo se ha apoderado de las calles formando riadas de granizo y agua que llegaban a los 20 y 30 centímetros de altura.

En cuanto a daños, el alcalde ha señalado que no ha habido ningún daño destacable que lamentar, a parte “de los daños normales que pueda generar un agente meteorológico como es el granizo”.

La Agencia Estatal de Meteorología había decretado la alerta amarilla en la provincia de Ciudad Real por posibilidad de fuertes lluvias y tormentas que podrían ser localmente fuertes y con granizo, como ha ocurrido en Villahermosa o Manzanares. La alerta amarilla para la provincia continuará activa hasta las 23.59 de este sábado.