El Encuentro de Encajeras de Villamayor de Calatrava reunió a unas 135 mujeres de diez municipios

José Luis Antón Villamayor de Calatrava
30D87C3B-A452-44FB-A88D-4789E75A30B9

30D87C3B-A452-44FB-A88D-4789E75A30B9

En el marco de la XXXIII Semana Cultural de Villamayor de Calatrava, el municipio se congratulaba este jueves por la tarde de rescatar una de sus banderas de celebración y hermandad, con la celebración del VIII Encuentro Provincial de Encajeras promovido por el Ayuntamiento de la localidad, que con el alcalde al frente, Juan Antonio Callejas, ejerció de anfitrión junto a la Asociación de Encajeras ‘Virgen del Rosario’, como han señalado en nota de prensa.

La cita reunió en concreto a grupos desplazados desde Puertollano, Pozuelo de Calatrava, Miguelturra, Corral de Calatrava, Brazatortas, Alcolea de Calatrava, Abenójar, Ciudad Real, Argamasilla de Calatrava, Almodóvar del Campo y Bolaños de Calatrava, completando con Villamayor de Calatrava un total aproximado de 135 participantes que estuvieron al cobijo del Auditorio Pozo Arriba para “mostrar el bello arte textil de un oficio muy ligado a las tierras manchegas”.

Desde las seis de la tarde y hasta prácticamente las nueve de la noche, hubo tiempo no solo para tejer al rápido y preciso movimiento de los bolillos y sus correspondientes hilos, sino también para conversar, intercambiar impresiones y hacer piña por parte de las mujeres que dieron vida al evento, al tiempo que desde la organización se les brindaron todas las comodidades posibles, con agua fresca durante toda la tarde y una merienda de confraternización que también se lessirvió.

Juan Antonio Callejas, que junto a otros integrantes del equipo de Gobierno y personal del Ayuntamiento no dejaron ni un momento de atender las necesidades de tamaña concurrencia, se congratulaba por la ocasión de volver a reunir a encajeras de tantos puntos de nuestra comarca y provincia atendiendo la llamada y hospitalidad de Villamayor de Calatrava, siendo de destacar el gran ambiente que hemos vivido con alegría y en gran armonía.

También agradecía el seguimiento desde el convencimiento de que poco a poco la pandemia va dejando oxígeno a la recuperación de costumbres y vivencias de antes como era el caso y que, pese al calor de estas fechas, el cobijo a la sombra y con ventilación hacía factible la buena estancia de las encajeras.

El mismo primer edil se dejó admirar un año más por la técnica creativa del bolillo, intercambiando palabras con buena parte de las asistentes y deseando que en la edición del próximo año puedan ser más las encajeras que se animen a participar de esta cita en la que se contribuye a poner en valor y evitar que se pierda, una técnica de confección tan preciosa como es el encaje de bolillos.

Al buen ánimo reinante contribuyó no solo el trato brindado por la organización del evento, sino también la música ambiente que se pudo escuchar, algún que otro sorteo que también se realizó y los diplomas de agradecimiento por la presencia que se otorgaron a cada grupo como colofón de una actividad tan destacada en la Semana Cultural de Villamayor de Calatrava.