El Gobierno de Castilla-La Mancha insiste en su posicionamiento de la unidad de España frente a los independentistas

Lanza Villanueva de los Infantes
El vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro / Lanza

El vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro / Lanza

Martínez Guijarro ha pedido al presidente del Partido Popular en la región, Francisco Núñez, que pida perdón a García-Page “de una manera clara y cuanto antes mejor” tras las declaraciones efectuadas por Pablo Casado, en las que resaltaba la “valentía” del presidente de Castilla-La Mancha

El vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, se ha mostrado convencido de que a partir de las elecciones autónomas del 26 de mayo “el presidente de Castilla-La Mancha tiene que tener muy claro cuál es la defensa de los intereses de esta comunidad autónoma” y eso pasa, ha añadido, “por apoyar al Gobierno de España, sea cual sea, frente a los independentistas”, porque en esa pelea “le va mucho a Castilla-La Mancha”.

En este sentido, Martínez Guijarro ha asegurado que con el presidente Emiliano García-Page “atesoramos una ventaja” en la región, y es que “tenemos muy claro cuál es el posicionamiento que el jefe del Ejecutivo autonómico ha tenido, tiene y seguirá teniendo en ese asunto”.

Por ello, ha pedido al presidente del Partido Popular en la región, Francisco Núñez, que pida perdón a García-Page “de una manera clara y cuanto antes mejor” tras las declaraciones efectuadas por el presidente nacional de los ‘populares’, Pablo Casado, en las que resaltaba la “valentía” del presidente de Castilla-La Mancha por discrepar con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, “para que todos tengamos claro cuál es el posicionamiento de esta comunidad autónoma en la defensa de España”.

Martínez Guijarro ha apuntado que las declaraciones de Casado suponen un “varapalo” para el presidente del PP castellano-manchego, al tiempo que ponen de manifiesto que “Núñez estaba mintiendo cuando decía que el presidente de Castilla-La Mancha se ofrecía como mediador entre el Gobierno de España y los independentistas. Nada más lejos de la realidad; creo que fue la única persona de este planeta que no se había interesado de las verdaderas declaraciones que había hecho el presidente regional”, ha concluido.