El vocabulario político como adaequatio entre la ideología y la realidad