Ciudadanos de once municipios de Ciudad Real apoyan la creación del Defensor de las Generaciones Futuras

Julia Yébenes Ciudad Real
El objetivo es preservar los recursos naturales / Clara Manzano

El objetivo es preservar los recursos naturales / Clara Manzano

Las poblaciones ciudarrealeñas cuyos ayuntamientos han votado a favor de la propuesta son Argamasilla de Alba, Ciudad Real capital, Cabezarrubias del Puerto, Mestanza, Valdepeñas, Poblete y Retuerta del Bullaque, así como colectivos de asociaciones de Montiel, Albaladejo, Alhambra y Torrenueva, pertenecientes al Campo de Montiel, consignaron su apoyo explícito este lunes.

Ciudadanos de diecisiete localidades de Castilla-La Mancha, once de Ciudad Real, han respaldado la iniciativa para crear la figura del Defensor o Defensora de las Generaciones Futuras, que desde hace varios años lleva promoviendo la Fundación Savia.

El Campo de Montiel, a través de quince asociaciones y colectivos ciudadanos, ha sido el último territorio ciudarrealeño en sumarse a la iniciativa, que pretende proyectar un entorno sostenible para los habitantes de los años venideros, incluso para los que todavía no han nacido.

La provincia es la que más compromiso ha consignado a un proyecto, que ya cuenta con el respaldo de más de 160 municipios en toda España, principalmente en Andalucía, que representan a un millón de personas.

En el caso de Castilla-La Mancha, el apoyo ha llegado a través de mociones en los plenos de los consistorios correspondientes, con el fin de que las generaciones futuras puedan disponer de un medio ambiente sano que posibilite su existencia en el planeta y garantice los recursos naturales.

El modelo recoge la propuesta de creación de la institución, hasta ahora inédita en España, y la dirigen a cuatro administraciones: Naciones Unidas, Parlamento Europeo, Congreso de los Diputados, y a cada ayuntamiento en los que se debate, dado que la figura que se demanda tendría carácter europeo y nacional.

Por ello, sus promotores aspiran a tener el mayor respaldo social posible para impulsar modelos de vida respetuosos y saludables como herencia para los descendientes que en la actualidad “ni consumen ni votan”.

En concreto, las poblaciones ciudarrealeñas cuyos ayuntamientos han votado a favor de la propuesta son Argamasilla de Alba, Ciudad Real capital, Cabezarrubias del Puerto, Mestanza, Valdepeñas, Poblete y Retuerta del Bullaque, así como  colectivos de asociaciones de Montiel, Albaladejo, Alhambra y Torrenueva, pertenecientes al Campo de Montiel, consignaron su apoyo explícito este lunes.

En la provincia de Albacete, se han sumado Alcaraz, Ossa de Montiel, Peñascosa, Balasa de Ves y San Pedro, además de Burguillos de Toledo en Toledo.

Ciudad Real y Valdepeñas fueron las primeras ciudades de la provincia que apostaron por salvaguardar el bienestar de los ciudadanos del futuro, que dependerá de las decisiones que se tomen en la actualidad, tanto a nivel individual como colectivo.

Por su parte, el Campo de Montiel ha sido la última plataforma en mostrar su conformidad con un contundente manifiesto, en el que afirman que “no es un sueño ni una utopía mirar con los ojos de nuestros descendientes. Es lo racional, sensato e inteligente y es lo que la propia naturaleza lleva haciendo cada día desde mucho antes de que la vida ‘inteligente’ surgiese sobre la tierra”.

Para estos activistas “no sólo es un acto de gratitud con los que habitaron antes este medio rural”, sino “es mirar la vida con los ojos de los que vendrán y vernos a nosotros mismos reflejados en sus ojos sin miedo a los reproches”.

Apoyos de organismos públicos

A nivel nacional, también apoyan la propuesta once organismos públicos como el Consejo de Gobierno de la Universidad de Granada, 42 entidades y empresas como el Grupo de Acción Local de Cabañeros, Montes Norte, Entreparque, o la Asociación de Vecinos ‘Nuestra Señora de la Fe’ de Los Ballesteros de Fuente El Fresno, además de cerca de un centenar de firmas personales.