Cruz Roja cesa a la presidenta provincial por falta de confianza y esta alega que “he sido incómoda y por eso me han largado”

Aurora Galisteo Ciudad Real
Lola Moreno ha sido cesada como presidenta provincial de Cruz Roja /Lanza

Lola Moreno ha sido cesada como presidenta provincial de Cruz Roja /Lanza

Desencuentros con el presidente regional de la entidad, Jesús Esteban, han motivado su cese al frente de esta institución en la provincia de Ciduad Real

La hasta ahora presidenta provincial de Cruz Roja Ciudad Real, Lola Moreno, ha sido cesada de su cargo “por falta de confianza”, tal y como ha indicado a Lanzadigital el presidente regional de esta organización, Jesús Esteban, quien ha asegurado que se trata de un proceso “normal” que contempla el régimen interno y que, de hecho, la propia Moreno utilizó, hace un par de meses, para cesar al presidente local.

Jesús Esteban ha explicado que los presidentes provinciales son nombrados por los autonómicos y estos, a su vez, por el nacional, incidiendo en que “en Cruz Roja tenemos un sistema presidencialista”.

De igual manera ha indicado que hace meses que pidió a Lola Moreno que dimitiera como presidenta provincial, al parecer se habían producido numerosos desencuentros entre ambos, negándose Moreno a dejar su cargo.

“La decisión de cesarla es un derecho que tengo; he perdido la confianza en ella, igual que ella la perdió en su presidente local al que cesó hace un par de meses, y yo necesito tener en Ciudad Real a una persona de mi confianza que comparta mis intereses y proyectos”, ha explicado.

Así, Jesús Esteban ha adelantado que el nuevo presidente provincial, “en funciones” hasta que se designe uno nuevo, es el coordinador autonómico de la entidad Jesús Rodríguez. En cualquier caso, el presidente regional de Cruz Roja ha insistido en que “esta situación desagradable no nos preocupa tanto como el trabajo diarioa de la institución en favor de los más desfavorecidos”.

Por último, y sobre los argumentos que Lola Moreno ha dado sobre la decisión de su cese, asegura que ha sido “incómoda” y que por eso la han largado, ha mostrado su respeto a estos argumentos: “no voy a entrar en ese juego. En Cruz Roja tenemos un código de transparencia máximo y muchas fórmulas de participación”, ha concluido.

Transparencia y más peso del voluntariado

Por su parte, la ya ex-presidenta provincial de Cruz Roja de Ciudad Real, Lola Moreno, ha insistido en que su cese viene motivado por la petición de una mayor transparencia que venía haciendo a la organización así como por la insistencia en que los voluntarios tuvieran más peso específico dentro de la entidad.

“Esta situación viene desde hace meses; yo siempre he pensado que al voluntariado hay que empoderarlo y en Cruz Roja sólo nos tuilizan para trabajar. Yo no podía consentir que los que más cobran hagan de tapón en esa transparencia y unión de la gente en Cruz Roja provincial”, ha indicado Moreno visiblemente molesta.

Asegura que hay dos trabajadores con “mucho poder” que son los que controlan la información. “Yo pedí información sobre sus salarios, por cierto muy altos, y en qué proyectos estaban trabajando, una información que nunca se me facilitó”, ha añadido.

Por último, la expresidenta provincial de Cruz Roja ha indicado que a lo largo de su vida ha pasado por numerosas organizaciones, ha estado en política, fue presidenta de una asociación vecinal, etc, “y nunca nadie me ha defraudado tanto como Cruz Roja” por lo que, asegura, también dejará de ser voluntaria.