El Obispo Gerardo Melgar lamenta que mucha familia se haya “descristianizado”

Mercedes Camacho Ciudad Real
gerardo melgar ha deseado una feliz Navidad a todos los ciudadrealeños / C. Manzano

gerardo melgar ha deseado una feliz Navidad a todos los ciudadrealeños / C. Manzano

El obispo Gerardo Melgar ha dicho estar "muy a gusto" con los feligreses de una "Diócesis que es buena, sencilla, acogedora y cercana",

El obispo de la Diócesis de Ciudad Real, Gerardo Melgar, ha lamentado este jueves que la familia se ha “descristianizado” y ha señalado su evangelización como uno de los aspectos más importantes en la sociedad actual “porque no podemos construir la casa sin cimientos y la familia es el pilar fundamental”.

El obispo, que ha participado en un cordial encuentro navideño con los medios de comunicación, ha destacado la importancia de los laicos para evangelizar a las familias, “cada uno desde su ámbito”, porque “los sacerdotes no pueden evangelizar solos, no podemos ser francotiradores”.

No obstante, ha destacado que en los 2 años y 8 meses que lleva en Ciudad Real se ha sentido “muy a gusto” con los feligreses de una “Diócesis que es buena, sencilla, acogedora y cercana”, en la que hay un clero “que comparte las sugerencias del obispo y en la que no existen grupos entre los sacerdotes, sino que están unidos, son buenos, se esfuerzan y trabajan”.

No obstante, Gerardo Melgar ha reconodico que “como en todos sitios” se cometen errores, si bien los ha achacado a querer hacer las cosas bien con iniciativas como los distintos tipos de catequésis como la prebaustimal en la que el sacerdote va a casa del matrimonio y la pareja; o también se están potenciando las Unidades de Acción Pastoral, en la que varios sacerdotes trabajan conjuntamente en varias parroquias “porque cuatro ojos ven más que dos”.

Tras destacar que hay que potenciar la Pastoral Juvenil, Gerardo Melgar ha destacado también que en Ciudad Real hay mucha gente comprometida con la iglesia a través de los catequístas, Cáritas… Y les ha agradecido ese compromiso, tras lo que ha deseado feliz Navidad y ha destacado que el mensaje salvador de Cristo “tiene que llegar al corazón del mundo”.