La UCLM reanuda la actividad presencial en algunos servicios a partir del lunes y mantiene el teletrabajo

Laura Espinar Ciudad Real
La UCLM reanuda la actividad presencial en algunos servicios a partir del lunes y mantiene el teletrabajo / Lanza

La UCLM reanuda la actividad presencial en algunos servicios a partir del lunes y mantiene el teletrabajo / Lanza

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) reanuda la actividad presencial en algunas unidades y servicios y mantiene el teletrabajo hasta que finalicen las distintas fases de desescalada del desconfinamiento, según se recoge en una instrucción del gerente, Tomás López Moraga, publicada este viernes.  El documento regula la reincorporación a la actividad presencial, atendiendo a los investigadores, las actividades administrativas y la adaptación de las instalaciones en función de las fases de desescalada. Las medidas entran en vigor a partir del lunes, 18 de mayo.

En la instrucción firmada por el gerente de la UCLM se explica que una vez que se produce la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma, en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, donde se concretan aspectos de la desescalada en las universidades, es fundamental establecer medidas que garanticen la seguridad, proteger la salud y evitar contagios.

La Instrucción 3/2020, será de aplicación en los campus que ya están en la citada fase 1 y que, aunque se mantiene, el teletrabajo al menos hasta que finalicen las distintas fases de desconfinamiento, se regula la reincorporación del personal a la actividad presencial, atendiendo a la actividad investigadora presencial, las labores administrativas y de adaptación de las instalaciones permitidas en las fases de desescalamiento. Las medidas son las siguientes:

Primera.- Mantener la modalidad de teletrabajo, al menos hasta que finalicen las distintas fases de desconfinamiento previstas en Plan de Transición hacia la nueva normalidad, limitando a lo estrictamente esencial el número de personas con presencia en el campus.

Segunda.- Atendiendo al inicio de la actividad investigadora presencial, así como la puesta en marcha de las actividades administrativas y de adaptación de instalaciones permitidas en estas fases de desescalamiento, se permite la presencialidad en los puestos de trabajo en los siguientes ámbitos, una vez que por la empresa  del servicio de limpieza se ha desinfectado las instalaciones de la universidad:

1.- El desarrollo de actividades de investigación de laboratorio que, por su propia naturaleza, no pueden realizarse fuera de sus instalaciones. El inicio se realizará de acuerdo con los criterios de acceso a las instalaciones aprobados por el Vicerrectorado de Investigación y Política Científica, Vicerrectorado de Transferencia e Innovación y Gerencia.

2.- El personal de administración y de servicios cuya presencia sea estrictamente imprescindible para hacer efectivas la excepción anterior, así como las personas que sean necesarias para desempeñar los servicios mínimos esenciales designados por el gerente en la instrucción 2/2020, del día 15 de marzo. Asimismo se desarrollarán las siguientes actividades presenciales:

Bibliotecas: servicio de préstamo, mediante cita previa, de acuerdo con el plan de trabajo aprobado por esta área.

Registro: servicio de registro, mediante cita previa, para la gestión de entradas/salidas de documentos administrativos y, en su caso, la expedición de certificaciones de firma digital.

Oficina de Gestión de Infraestructuras: para el mantenimiento, acondicionamiento y adaptación de las instalaciones, cuando sea necesario.

Unidad de Servicios: para la apertura y control de las instalaciones necesarias para llevar a cabo las tareas señaladas con anterioridad.

Tercera.- Las personas responsables de las diferentes áreas y unidades la determinación de los empleados públicos que realizarán su prestación laboral en la modalidad presencial, de manera motivada, justificada, razonada y proporcionada, y atendiendo, en todo caso, a las necesidades de los servicios.

Estos responsables determinarán el escalonamiento de los horarios de entrada y salida de los empleados públicos a su cargo y si fuera necesario, el establecimiento de turnos rotatorios, de periodicidad preferentemente en días alternos, de trabajo presencial y teletrabajo, dando cuenta a la Gerencia.

A la hora de organizar la presencialidad de un servicio, se deberá tener en cuenta que a partir de la entrada en vigor de la fase I de reincorporación y con vigencia, al menos, hasta que finalicen las distintas fases de desescalada previstas en el Plan de Transición hacia una nueva normalidad, exclusivamente para la actividad presencial, será de aplicación, como máximo, un horario reducido 9 a 14 horas en turno de mañana y, solo si es indispensable para las actividades de investigación, un turno de tarde en horario de 16 a 21 horas.

Cuarta.- Para la reincorporación presencial del personal afectado por esta resolución a sus puestos de trabajo, los responsables del área o unidad tendrán en cuenta tanto las necesidades del servicio, como la existencia de los colectivos clasificados en cada momento como grupos vulnerables para COVID-19 por el Ministerio de Sanidad en su documento “Información científico-técnica, enfermedad por coronavirus, COVID-19”, y relacionados en el Anexo VI del protocolo de la UCLM para “la Gestión de la incorporación al trabajo presencial tras el estado de alarma sanitaria por SARS-CoV-2. Medidas preventivas.”, incluidos mayores de 60 años y embarazadas si lo solicitan expresamente a su responsable, que estarán exceptuados de reincorporarse en una primera etapa, continuando en el desempeño de su jornada laboral mediante teletrabajo.

Quinta.- Mantiene su vigencia la Instrucción de 16 de marzo, de la Dirección del Área de Recursos Humanos de la Universidad de Castilla-La Mancha, sobre el Sistema de Control Horario durante la suspensión temporal de la actividad presencial. En todo caso, los responsables de las distintas áreas y unidades habrán de exigir el cumplimiento del horario laboral del personal a su cargo, con la flexibilidad que en cada caso establezcan, ya sea en la modalidad preferente de teletrabajo, ya en modo presencial.

Sexta.- Las personas que se incorporen a la actividad presencial dispondrán de los elementos de protección necesarios para cumplir con los requisitos de seguridad: guantes, mascarilla de protección respiratoria, mascarilla FFP2/KN95 para los puestos de atención al público que no dispongan de ventanilla de atención, mampara de protección, o espacio suficiente para mantener una distancia de seguridad de 2 metros, y se dispondrá de gel hidroalcohólico.

Los centros e institutos de investigación, para las actividades académicas o de investigación que lo requieran, así como los investigadores e investigadoras principales, serán los responsables de dotar al personal a su cargo de los equipos de protección adecuados a las funciones a realizar.

Séptima.- Los trabajadores y trabajadoras de la universidad deberán cumplir las medidas de seguridad y preventivas previstas en el “Protocolo para la gestión de la reincorporación al trabajo presencial tras el estado de alarma sanitaria por SARS-CoV-2. Medidas preventivas.”, elaborado por el Servicio de Prevención y Medio Ambiente (SPMA) y asistir, de conformidad con el acuerdo adoptado por el Comité de seguridad y Salud, a las sesiones informativas sobre dicho protocolo y medidas preventivas que se están impartiendo, antes de incorporarse a la
actividad presencial o, en su caso, si no hay plazas disponibles, realizarlo durante la primera semana de su incorporación.

Octava.- Todos los miembros de la comunidad universitaria y el personal externo que solicite el acceso a las instalaciones tendrá que someterse a los mecanismos de control de acceso que se establezcan por parte del servicio de seguridad y/o la unidad de servicios, en coordinación con la Gerencia.

Estas medidas serán aplicadas en todos los campus al estar los cuatro provincias en las que la Universidad desarrolla su actividad incluidas en la Fase I de la desescalada.