Los policías nacionales jubilados se organizan para acabar con las “injusticias”

Lanza Argamasilla de Calatrava
La Asociación de Jubilados de Policías Nacionales de España

La Asociación de Jubilados de Policías Nacionales de España

La Asociación de Jubilados de Policía Nacional de España se presenta en la comarca con el delegado de Castilla-La Mancha, Domingo Ruiz. Esta asociación tiene su sede en Puertollano.

Castilla-La Mancha cuenta con una importante presencia en la recién fundada Asociación de Jubilados de Policía Nacional de España (AJPNE), cuyo congreso constituyente tuvo lugar el pasado día 27 de abril en Sevilla. Su presidente, Rafael María López Heredia, un policía que estuvo destinado en País Vasco, Málaga y Ceuta y que actualmente se encuentra jubilado, ha presidido este viernes la reunión a nivel de Puertollano, también provincial y territorial, de la organización.

El nuevo colectivo, que en menos de un mes de funcionamiento oficial suma ya alrededor de 7.000 socios en un colectivo cuyo ritmo anual de jubilaciones alcanza las 5.000 personas, tiene por objetivo la defensa y visibilidad de los policías que están jubilados o en situación de segunda actividad. Este viernes se presentaba públicamente en el Complejo Hostelero ‘Los Escuderos’ de Argamasilla de Calatrava.

“La idea de crear una asociación de este tipo salió a colación de injusticias que se han cometido. Te vas de la Policía y ya no eres nadie. Un jubilado es poco menos que un apestado”, indicaba a los medios de comunicación que han secundado la convocatoria López Heredia. El presidente ha comparecido junto a otros cargos de la asociación como el delegado en Castilla-La Mancha y sede en Puertollano, Domingo García Ruiz y el vicepresidente nacional Marcelino Rivera, arropados por varios socios.

Hay varios puntos que todos ellos consideran como prioritarios para avanzar en su línea de trabajo. Por un lado, que se habilite un horario para que los policías jubilados puedan realizar gestiones en Comisaría -por ejemplo DNI o pasaportes- ya que entienden que deben tener cierta preferencia, o al menos un horario habilitado para ellos.

Quieren además que se cumpla la ley de 2005 y se les facilite de una vez el traje de gala, así como la placa de policía que les ha de ser entregada en el momento de la jubilación y su tarjeta como agente policial jubilado.

Pero por encima de todo pretenden resolver el agravio comparativo que con relación a otros colectivos de jubilados tienen a la hora de adquirir medicamentos, demandando una justa reducción en el coste “si tenemos en cuenta que hemos expuesto nuestra vida durante toda nuestra vida activa y hemos sido el colectivo que más muertos a aportado a este democracia”, dijo Rivera.

Asismismo, muchos de los que cumplieron con su misión sin que les costara la vida acusan problemas de salud muy graves, crónicos en gran parte de los casos, y eso tiene una factura en medicinas que les obliga a sacrificar otras cosas.

Y la otra parte de los que fallecieron, sus viudas e hijos, también quedan amparados al calor de este colectivo. En este caso, como aseguró García, los problemas pasan por facilitar viviendas dignas, en alquileres razonables del Estado, que puedan ser asumibles con las pensiones de viudedad que tienen. Tal es el caso de una representada de Talavera de la Reina.

Invitada al acto estuvo también la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Ciudad Real y alcaldesa de Argamasilla de Calatrava, quien empatizando con la situación de estos policías jubilados, brindó también su apoyo testimonial hacia las causas que defienden.