Lanza Digital

Confianza

De esta manera titulaba un diario nacional, y no aquí en España, la reseña de un artículo publicado en una revista científica de medicina especializada en la que se establecían los datos de un estudio muy importante en el que se pretendía certificar la exactitud y validez de la información ofrecida en Wikipedia, por otra parte, uno de los recursos más socorridos y populares de consulta afín a los tiempos que corren,  que utilizamos en internet para la consulta de todas nuestras dudas y paranoias.

Entre otras, las dudas y paranoias de todo lo relacionado con la salud, que os preocupa, evidentemente y mucho. Para evaluar la exactitud de este recurso, los investigadores compararon los artículos de la citada enciclopedia de la red sobre diferentes tipos de alteraciones médicas frente a lo que ellos consideraban un modelo estandarizado. Fuentes de información médica revisadas por pares basadas en la evidencia.

La conclusión obtenida es que la mayoría del articulado de la red de redes comparadas con las citadas fuentes de orden científico, encuentran discordancias importantes en un porcentaje altísimo de los artículos que se presentan, llevando a equívocos graves a la población que consulta tal trastorno.

Wikipedia contiene demasiados errores cuando es cotejada con el artículo científico correspondiente; y esto no lo digo yo! Este estudio tan clarividente nos debe hacer reflexionar al respecto, y la vez, avisar a la población que consulta la red, que no tome como referencia tales informaciones, teniendo la precaución de relativizar prácticamente toda la información relacionada con las ciencias de la salud y todo lo relacionado con ellas.

Personas que pueden llegar a obsesionarse con el contenido de ese articulado y la puesta en escena de consejos terapéuticos que no nos llevarán a nada claro y a empeorar directamente ese cuadro patológico que tanto nos puede llegar a preocupar. No vamos a profundizar en los errores de bulto que se han detectado en nueve de cada diez artículos.

 

Escasa evidencia de muchas indicaciones oficiales

Importante determinar si investigamos sobre la noticia, tener en consideración la escasa evidencia de muchas de las indicaciones oficiales entrecomillas, comparándola con la publicación de orden científico y especializado del problema que estemos padeciendo, o incluso, que más nos interese.

Las consultas después están llenas de pensamientos y verbalizaciones de muchos especialistas en la materia que acaban sin entender nada y, a veces, pueden ser capaces de obviar los consejos de los profesionales, que, de buena fe, aplican el método científico con rigor y muy buen resultado. Confiemos en los profesionales de la salud e informémonos bien, por internet, buscando el articulado publicado y verificado por el especialista correspondiente. Si tuviésemos alguna duda, hay que consultar con el profesional directamente.