Blogs

Cuaderno de rayas

La niebla amarilla

Hoy, el amarillo de los chalecos parisinos, los lazos y banderolas en Catalunya y hasta algunos adornos de balcones en la Andalucía electoral, ya significa lo mismo -permítaseme la generalización- o casi: rechazo. Luego, el origen es diverso, el objetivo más variopinto aún y la causa real, la más profunda, un abismo entre unos casos y otros

A.ROMERO