Lanza Digital

“No tenemos miedo al mercurio pero exigimos a Mayasa que explique cómo será el almacén”

A Izquierda Unida de Almadén no le asusta que la localidad albergue a partir de este año el primer almacén de mercurio (no se puede comercializar desde 2011) en superficie de Europa, como proyecta la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), pero pide explicaciones públicas de los planes de esta sociedad y de la propia Minas de Almadén y Arrayanes. “No tenemos miedo al mercurio pero exigimos a Mayasa que explique a la ciudadanía cómo será el almacén, algo que hasta ahora no han hecho, y que se construya con las máximas garantías ambientales”, ha señalado hoy en Ciudad Real Alfonso Bejarano, concejal y portavoz de la formación en el Ayuntamiento.

“Las obras van a empezar y no ha habido ni una reunión ni junta explicativa, nada, todo lo que sabemos a través de conversaciones informales”, lamenta Bejarano, que se queja de la falta de cercanía de Mayasa, “la sede de Minas de Almadén está en el caso urbano de la localidad no en Madrid o Barcelona”.

Compensaciones por el cese de la minería

La coalición, con dos concejales en el Ayuntamiento de una de las comarcas más deprimidas de la provincia tras el cese de la minería, reclama además al Gobierno central y al resto de instituciones que se acuerden de Almadén para compensarla por los cientos de años que ha aportado riqueza al Estado sin contrapartida y pide que se retomen proyectos de los que se viene hablando desde el cierre minero, como el plan de reindustrialización, “ese que decía que íbamos a crear una escuela de hostelería y turismo para Almadén”, recalca Bejarano.

Otro proyecto era la explotación de la Dehesa de Castilseras, “ahora una finca de 600 hectáreas a la que sólo van a cazar señoritos y por la que se cobran subvenciones del ganado, pero en la que nosotros pensamos que se pueden desarrollar proyectos de agroalimentación”. IU también exige la construcción de un polígono industrial en Castilseras, “al que se comprometieron hace tiempo, pero nada de eso se ha hecho”.

El Centro de Mercurio y la Escuela de Minas

El balance posminero que dibuja Izquierda Unida cuestiona también el Centro de Investigación del Mercurio, “que existe pero trabaja de una manera muy lenta”, y el futuro incierto de la Escuela de Ingeniería de Minas, “que está herida por mucho que lo nieguen”; “nuestras minas son Patrimonio de la Humanidad y estamos desatendidos, sin plan estratégico y sin nada”.

Según denuncia IU Almadén ha perdido el 24% de su población desde los años noventa (ahora no llega ni a los 6.000 habitantes) y en estos momentos la población activa es de 1.016 personas, “el mismo número que trabajaban sólo en la mina a principios de los ochenta. La Sepi no puede dejar tirado a Almadén, nos tememos que con el almacén se nos vuelva a usar para lo de siempre”.

Cambios en el grupo municipal de IU

Con dos concejales en el Ayuntamiento Izquierda Unida de Almadén empieza 2018 con cambios. Alfonso Bejarano, su portavoz y cabeza visible de la coalición sale del Ayuntamiento por motivos personales –trabaja fuera y no puede seguir la actividad municipal como le gustaría- y será sustituido por María Victoria Cardeñosa, que entra como nueva concejala. La portavocía la ocupará a partir de este año el otro concejal Antonio Fernández. Bejarano se dedicará a la coordinación de la coalición en la localidad y a preparar la próxima “candidatura de unidad popular para echar democráticamente del gobierno a los partidos [PP y PSOE] que no han sabido darle soluciones a la comarca”, remarca.