Almadén

El busto del doctor López de Haro descansa en el Hospital de las Minas de Almadén

Antonio Rodríguez Villacañas, hijo del médico José Luis Rodríguez López de Haro, entrega al Hospital de las Minas de Almadén el busto / Lanza

La familia de José Luis Rodríguez López de Haro entregó el busto que dedicó "el pueblo de Almadén" al médico de los mineros en el Real Hospital de las Minas de Almadén, donde permanecerá expuesto a partir de ahora. La entrega simbolizó la recuperación de la memoria perdida tras el exilio de este hombre que destacó en amplias facetas de la vida

La escritora almadenense María Dolores Capilla llega a la final de los premios Círculo Rojo con ‘Estrellas doradas bajo un cielo gris’

La gala de entrega de premios se celebrará el viernes 8 de febrero

Narra en la novela la contienda esotérica y ocultista que realizaron, de forma paralela a la bélica, los máximos mandatarios del Tercer Reich

En cifras

Almadén

Escudo Almaden
Superficie
239,64 Km²
Habitantes
5.637 (2017)
Alcalde
Siro Ramiro Nieto (PSOE)

Provincia

José Luis Rodríguez López de Haro: la memoria recuperada tras el exilio

La familia de José Luis Rodríguez López de Haro, uno de los médicos del Hospital de las Minas durante la II República, entregará este sábado el busto que le dedicó en 1935 el pueblo de Almadén por su dedicación profesional y compromiso social. El "médico de los mineros" y su familia salió al exilio en marzo de 1939, después de haber tenido relación con personalidades de primera línea política como Clara Campoamor. Sus pasos le llevaron a República Dominicana, donde echó raíces y allí fue donde llegó el busto que el bando franquista estuvo a punto de destruir

Crónicas de la historia

El doctor López de Haro, médico de los mineros de Almadén

El hospital de mineros era por entonces el mejor en muchos kilómetros a la redonda. En una época en la que la Seguridad Social no existía, para disponer de un centro hospitalario de la calidad del de Almadén había que desplazarse a Ciudad Real, situada a unos 100 kilómetros, o Córdoba, a unos 130. En el hospital minero había dos médicos, ocho practicantes, seis subalternos y cuatro monjas. En 1936 se añadió un tercer médico, el doctor Matías Sanz Arenas, con la finalidad principal de luchar contra la tuberculosis, que había afectado, entre otros vecinos de la localidad, a ocho hijos de mineros

Blogs

Arquitectura, cultura, política

Los libros del vino (II)

Comencé la semana pasada comentando libros sobre Viticultura de mediados del siglo XIX. Continúo hoy el recorrido por otros de ellos de esta misma época y principios del siglo XX.

Diego Peris