Lanza Digital

Se hace efectiva la rebaja del 8% del IBI en el pago de los recibos 2018 en Manzanares

El Ayuntamiento de Manzanares abrió el pasado 1 de septiembre el periodo de pago el Impuesto sobre Bienes Inmuebles Urbanos y del Padrón General correspondientes al año 2018. Estará abierto hasta el 5 de noviembre y cuenta con una rebaja efectiva del 8% en todos los recibos, tal y como el equipo de Gobierno, presidido por Julián Nieva, propuso y aprobó en septiembre del pasado año en cumplimiento con su programa electoral, según ha informado el ayuntamiento en un comunicado.

De este modo, los vecinos y vecinas que ya están recibiendo el recibo, pueden comprobar el ahorro, que en conjunto asciende a 350.000 euros para los contribuyentes manzanareños. Esto ha sido posible “gracias al tipo impositivo, que ha pasado del 0,653 al 0,601, rebajando el recibo en un 8%, y siendo Manzanares uno de los pueblos con el IBI más bajo de toda la provincia”, destaca la portavoz del equipo de Gobierno, Beatriz Labián.

Subidas desde 2012

El precio que se paga en el recibo del IBI varía en función del tipo y del valor catastral de los inmuebles. En 2012, el Gobierno de la Nación subió ese valor y lo mantuvo en 2013, por lo que el recibo subió un 10% esos dos años. En 2014, cuando el Gobierno dejó de aplicar la obligatoriedad de la subida y bajó los tipos, “el gobierno municipal del PP decidió subir los valores catastrales, por lo que el recibo quedó igual que los dos años anteriores”, explica Labián.

En 2015, hubo una nueva subida del tipo por el Gobierno central y el recibo aumentó otro 10%, “por lo que durante la legislatura del PP, el IBI subió en Manzanares un 20%”. En 2016, bajó el tipo y subió el valor catastral, quedando el recibo igual. Ahora, “con esta rebaja del 8%, tratamos de compensar la subida que experimentó este impuesto la pasada legislatura con el PP en el Gobierno, así como pretendemos seguir acometiendo más rebajas fiscales en la medida de nuestras posibilidades”, subraya la portavoz municipal.

En definitiva, “un recibo por el que el año pasado se pagaban 622,58 euros, este año pagará 573 euros”, subraya Beatriz Labián. “Hemos llevado a cabo esta rebaja fiscal porque podemos y desde luego que sin poner en riesgo la capacidad recaudatoria de este Ayuntamiento y sin renunciar a seguir creciendo. Es una medida justa y muy estudiada, fruto de un gran esfuerzo y de una gran capacidad de contención y de redistribución del gasto”, añade la portavoz.

Empleo y rebaja de impuestos

Además, Labián recuerda que con el mismo presupuesto que hubo en la pasada legislatura se está dando empleo, mejorando la ciudad, rebajando tasas, precios e impuestos, aumentando el gasto social y dando mayor apoyo al movimiento asociativo. “No se trata de un milagro económico, sino de una impecable gestión del dinero público”, defiende Labián.

Con esta rebaja fiscal constatable en los recibos de este año, el equipo de Gobierno da cumplimiento al 100% de su programa electoral en materia fiscal: “Nuestro compromiso es con Manzanares, y los manzanareños y manzanareñas, y consideramos que si este Ayuntamiento puede dejar de ingresar 350.000 euros, lo justo es que se lo ahorremos directamente a la ciudadanía, así lo hemos hecho y así continuaremos haciéndolo”, concluye Beatriz Labián.