Lanza Digital

El Manzanarec de cortos incluirá un pase de cooperación y más gastronomía

El Festival Nacional de Cortometrajes Manzanarec durará diez días e incluirá un nuevo pase de cooperación, una cata de productos manchegos y una degustación de cócteles. El codirector de este evento financiado por el Ayuntamiento de Manzanares y empresas colaboradoras, Mario Cervantes, avanza a Lanzadigital.com que el evento aumentará actividades entre el 26 de enero y el 4 de febrero.

Con 412 cortometrajes presentados a concurso, el Manzanarec incluirá la proyección de cincuenta trabajos con directores y productores españoles, que estará divididos en siete pases inspirados por el queso manchego. Mario Cervantes señala que continúan los pases “tierno, curado, fresco, manchego y la animación”.

El festival ha recibido cortos de toda España, aunque destaca la producción de la escuela catalana y la madrileña, entre los que hay más de un preseleccionado en los premios del cine español, en ficción y animación. En esta ocasión, la entrega de los Goya será el 3 de febrero, por lo que probablemente celebrarán la clausura del Manzanarec sin saber el resultado.

Cooperación, capacidad y producción manchega

Además, la Concejalía de Cooperación al Desarrollo de Manzanares colaborará de forma activa en esta edición a través de un pase centrado en esta temática. Mario Cervantes también avanza que proyectarán un corto estadounidense, ‘La chimenea’, fuera de concurso, y pretenden hacer “una especie de documental relacionado con gente de Manzanares que tiene vinculación directa con temas de inmigración y refugiados”.

Entre las citas indispensables de la quinta edición del Manzanarec estará el pase ‘Capacita2’ relacionado con la discapacidad, “que fue un éxito el año pasado” y al que este año darán un nuevo empujón; el pase ‘curado’, en el que tres de los cinco cortometrajes seleccionados han estado seleccionados en los “preGoya” del cine español; y la animación, “una apuesta segura, que hará reflexionar y que encerrará una gran crítica social”.

Asimismo, la producción castellano-manchega ocupará un lugar preferente, con más cortometrajes a concurso, diez en total, y un nivel que va en aumento. Cervantes señala que habrá cortos “de Alcázar de San Juan, Valdepeñas, Ciudad Real, La Solana, Guadalajara y Manzanares”, pues la productora local Teresa Bellón repite por segundo año consecutivo.

La gastronomía estará más presente

El vínculo entre la gastronomía y el cine estará presente en esta quinta edición, donde habrá catas de vino y de queso, pero también otra de comida manchega, con pisto y gachas. Como novedad, aparte habrá una degustación de cócteles, que según señala el codirector del festival, “va a sorprender muchísimo”.

La presentación del cartel, que vuelve a ser de Carlos Sánchez, será después de Reyes, y Mario Cervantes advierte que unos días antes del comienzo del festival será la rueda de prensa oficial con todos los detalles de la programación.