Valdepeñas

Castilla-La Mancha afronta Fitur con “ambición”

Castilla-La Mancha hará gala de su diversidad patrimonial, natural y cultura con espacios tridimensionales dedicados a cada una de las provincias en Fitur 2019. Entre el 23 y el 27 de enero, Ciudad Real estará representada con la plaza de Almagro y un molino de viento, en clara alusión al mundo del Quijote. Las conferencias serán en un espacio central que emulará el teatro de Segobriga, habrá area de show cooking, espacio en vivo para artistas y stand específicos de las ciudades Patrimonio de la Humanidad, la Red de Hospederías y el parque temático Puy du Fou en Toledo. Valdepeñas estará presente a través de las Rutas del Vino

Caballero celebra que todas las administraciones vayan juntas

El presidente de la Diputación de Ciudad Real ha destacado el potencial de la provincia en el turismo de naturaleza, de patrimonio y cultural. La provincia es una de las más implicadas en Fitur 2019, por lo que el 25 de enero tendrán presencia en el stand de Castilla-La Mancha grandes poblaciones como Ciudad Real, Puertollano y Valdepeñas, aparte de fiestas populares como las cruces y mayos de Piedrabuena. Caballero ha destacado la aportación del turismo al PIB y su capacidad de generación de empleo

En cifras

Valdepeñas

Escudo Valdepeñas
Superficie
487,65 Km²
Habitantes
30.224 (2017)
Alcalde
Jesús Martín Rodríguez (PSOE)

Fútbol Sala

Un punto para la esperanza

El Viña Albali Valdepeñas tiró de épica para plantar cara a ElPozo Murcia y rascar un punto que bien puede valer una salvación. Chino puso el empate a nueve segundos del final.

Blogs

Crónicas de la historia

El doctor López de Haro, médico de los mineros de Almadén

El hospital de mineros era por entonces el mejor en muchos kilómetros a la redonda. En una época en la que la Seguridad Social no existía, para disponer de un centro hospitalario de la calidad del de Almadén había que desplazarse a Ciudad Real, situada a unos 100 kilómetros, o Córdoba, a unos 130. En el hospital minero había dos médicos, ocho practicantes, seis subalternos y cuatro monjas. En 1936 se añadió un tercer médico, el doctor Matías Sanz Arenas, con la finalidad principal de luchar contra la tuberculosis, que había afectado, entre otros vecinos de la localidad, a ocho hijos de mineros

Hernandez