Ciudad Real acogerá a 220 niños este verano

Noemí Velasco Ciudad Real
Niños saharauis participantes del programa Vacaciones en Paz (archivo) / Clara Manzano

Niños saharauis participantes del programa Vacaciones en Paz (archivo) / Clara Manzano

Frente a las altas temperaturas del desierto y a la radiación de Chernóbil, 220 niños saharauis y ucranianos pasarán este verano las vacaciones con familias de acogida de toda la provincia

Las familias ciudarrealeñas acogerán este verano a 220 niños a través del programa Vacaciones en Paz con los campamentos de refugiados saharauis y el proyecto de la asociación CREAN (Ciudad Real en Ayuda al Niño) con los afectados por el desastre de Chernóbil en Ucrania.

A pesar de la evolución descendente que han experimentado este tipo de programas a nivel estatal, sobre todo a raíz de la crisis económica, la provincia de Ciudad Real cada vez es más solidaria y experimentará este año un aumento en el número de acogidas.

Vacaciones en Paz traerá a 170 niños saharauis

El coordinador provincial de Vacaciones en Paz, Paco Real, indica que 170 niños saharauis, con edades comprendidas entre los 9 y los 12 años en su mayoría, llegarán el próximo 4 de julio a la provincia para pasar un verano alejados de las altas temperaturas del desierto argelino en los campamentos de Tinduf.

Ciudad Real será la provincia que más niños saharauis acogerá dentro de Castilla-La Mancha, que en total recibirá 404. El coordinador provincial admite que el programa en la actualidad no tiene nada que ver con sus comienzos, cuando esta región llegó a recibir hasta 1.002 niños.

Ahora bien, la tendencia es generalizada en toda España y Castilla-La Mancha “se ha mantenido en gran medida gracias a Ciudad Real”, donde la Diputación provincial asegura que las familias no tengan que pagar los billetes. De hecho, Castilla-La Mancha será la segunda comunidad autónoma que más niños reciba en los meses estivales.

La gratuidad de los billetes de avión marca la diferencia

De esta forma, la provincia de Ciudad Real será una de las que más niños acoja este verano, al margen de las andaluzas, donde el programa tiene mucha incidencia, tanto porque están muy pobladas, como por la gran sensibilidad que existe hacia el problema. Andalucía recibirá en total alrededor de 3.000 niños.

Paco Real destaca que “hay que dar las gracias a la Diputación provincial, que se vuelva con el programa y hace que las familias implicadas partan de la ventaja de no tener que costear el viaje”.

Pese a las tendencias decrecientes, el número de niños que llegarán este verano aumenta en la provincia en más de veinte, en parte, según explica Paco Real, “al compromiso de los estudiantes de magisterio”, que este año, además de viajar a los campamentos para realizar prácticas, se han sumado a la acogida de niños.

La mitad de los municipios recibirán menores

Un total de 53 municipios de los 102 que tiene la provincia recibirán niños saharauis. La capital será la mayor receptora en consonancia con la mayor población y existen familias implicadas de todas las grandes poblaciones, como Alcázar de San Juan con 14 niños, Puertollano con 10 o Tomelloso con 14. También constan pueblos más pequeños como Almodóvar del Campo o Santa Cruz de los Cáñamos.

La mayoría de las familias participantes en el programa serán repetidoras, que traen a los mismos niños que en años anteriores. Paco Real admite que “cuesta que nuevas familias se impliquen en Vacaciones en Paz”, según explica, “porque la crisis económica afecta, existen muchos hándicap como el trabajo y también influye la importante campaña antimusulman que está habiendo en toda Europa de forma pararela al terrorismo islámico”.

Los motivos para participar en el programa Vacaciones en Paz no pierden actualizad: “alejar a los niños de las temperaturas extremas del desierto en verano, favorecer que tengan una alimentación sana y rica en lacteos, frutas y verduras, y que pasen los chequeos médicos necesarios”, a partir de la colaboración con el Sescam.

A veinte días de la recepción, en Ciudad Real todo va sobre ruedas y Paco Real señala que “casi todos los niños están acoplados”. La recepción oficial será el mismo 4 de julio en el auditorio La Granja de Ciudad Real y, aparte, tienen programado el encuentro provincial el 29 de julio en la Dehesa Boyal de Puertollano.