Premiados por no mirar para otro lado ante una situación de maltrato en Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real
Ricardo Martínez y Félix Martínez, en Golden Class, la tienda de Ricardo / J.Jurado

Ricardo Martínez y Félix Martínez, en Golden Class, la tienda de Ricardo / J.Jurado

Ricardo Martínez y Félix Martínez, de Ciudad Real Patina, recibirán mañana en Talavera de la Reina un premio especial Menina por enfrentarse a un presunto maltratador hace dos semanas en el parque de la Puerta de Toledo

Hace algo más de dos semanas dos patinadores aficionados de la asociación Ciudad Real Patina estaban practicando por el parque de la Puerta de Toledo cuando escucharon a una pareja de chicos jóvenes gritar y discutir: ella le decía a él que la dejara irse y él que no. En vez de mirar para otro lado, los patinadores Ricardo Martínez y Félix Martínez se enfrentaron al presunto maltratador que terminó detenido por la Policía Nacional.

Su acción, por la que “no esperábamos nada”, aclara Ricardo, trascendió a la Unidad de Violencia de Género de la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real, que los propuso  para recibir un premio especial dentro de los Menina, con los que el Gobierno central distingue cada 25 de noviembre a instituciones, asociaciones y particulares que destacan por combatir la violencia sobre la mujer. En Castilla-La Mancha los galardones se entregarán este viernes en Talavera de la Reina y allí estarán los dos ciudarrealeños, junto a los cuatro premiados en esta edición.

“No creo que hiciéramos algo heroico”

“No creo que hiciéramos algo heroico”, insiste Martínez, aunque admite que la situación se puso más tensa de lo que esperaban. Eran sobre las nueve de la noche, iban a recoger la furgoneta que tenían aparcada por la zona cuando oyeron las voces. De viva voz le advirtieron al presunto maltratador, que impedía que la chica (su pareja) se fuera, que la dejara. “Le dije déjala irse”, pero el aludido no lo hizo y le levantó la mano, a lo que Ricardo volvió a chistarle: “Que te estoy viendo”. Al darse cuenta de que la situación se complicaba se acercaron  los dos: “Lo único que le decíamos era que la dejara irse”, incluso se ofrecieron a llevarse a la joven. La reacción del presunto maltratador fue darle un empujón a uno de ellos que, como llevaba patines, cayó al suelo, y después patadas.

Al final hubo un forcejeo entre los tres y terminó interviniendo la Policía Nacional y otros dos hombres que pasaban por allí. La mujer no sufrió ninguna agresión y el caso está judicializado (han presentado parte de lesiones y han tenido que ir a declarar a la comisaría).

Ni Ricardo ni su amigo Félix habían vivido nunca una situación parecida y este caso les ha hecho tomar conciencia “de que la violencia de género va a más”, dicen, “creo que lo que hicimos es lo lógico al ver a una persona gritar. Una mujer y un hombre tienen las mismas capacidades, todos somos gente que respiramos, nadie es más que nadie, el hombre que maltrata no está bien. No es una situación que haya que dejar pasar”, reflexiona Ricardo.

“Dile a él que no me mate”

Tanto Ricardo como Félix participarán este sábado en la plaza del Pilar en la concentración convocada por colectivos feministas por el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia de Género, bajo el lema “No me digas que denuncie dile a él que no me mate”.