El Ayuntamiento firma un contrato de alquiler con la Fundación Montemadrid

Lanza Socuéllamos
Firma del convenio

Firma del convenio

El Ayuntamiento de Socuéllamos y la Fundación Montemadrid firmaron esta mañana un contrato de arrendamiento por cuatro años del local situado en la esquina de las calles Pedro Arias y calle de los Molinos que se convertirá en el Centro Socioeducativo donde se implantará el Servicio de Apoyo y Refuerzo para paliar el  fracaso y el absentismo escolar.

Junto a la alcaldesa Pruden Medina, que firmó el contrato por parte del Ayuntamiento, estuvieron el concejal de Bienestar Social e impulsor de este proyecto, José Manuel Fernández y el apoderado que firmó por parte de la Fundación Montemadrid, Cristóbal Sánchez, subdirector General de Programas y Centros.

Medina explicó que el objetivo del proyecto es “combatir situaciones que se dan entre la población infantil como el absentismo, la falta de adaptación al sistema educativo o el fracaso escolar” y aseguró que esta tarea se va a desarrollar “de una forma integral, trabajando con el núcleo familiar de los usuarios y haciéndolo a través de distintas líneas de actuación”.

“Se trata de una apuesta muy importante del Ayuntamiento de Socuéllamos para luchar contra el absentismo y el fracaso escolar y por la integración social de todas las personas en riesgo de vulnerabilidad”, indicó la alcaldesa, que aseguró que esta lucha se realiza de forma transversal a través de la implicación de distintas concejalías y agentes sociales.

“Este proyecto está impulsado por la Concejalía de Bienestar Social pero también participa la Concejalía de Educación a través del agente Tutor, la Concejalía de Juventud a través del Programa Empu-g, la Asamblea Local de Cruz Roja y Cruz Roja Juventud, que colaboran a través de un taller de apoyo y refuerzo educativo para niños y niñas de educación primaria. Además trabajamos conjuntamente con los Centros educativos, que son los que nos informan sobre los menores con necesidades de apoyo, así como con el Centro de salud y otros agentes como asociaciones o entidades sin ánimo de lucro”, aseguró Pruden Medina.

El subdirector General de Programas y Centros de la Fundación Montemadrid, Cristóbal Sánchez, destacó por su parte la “valentía” del Ayuntamiento a la hora de emprender este proyecto “en una época de retroceso en la inversión social” y aseguró que la Fundación Montemadrid tiene “mucha cercanía” hacia proyectos como este.

“El Ayuntamiento está tomando una responsabilidad educativa que si bien no es la competencia municipal, sí es la responsabilidad de una autoridad municipal y creo que es una forma de ejercer responsablemente el gobierno y por eso os felicito. Creemos que no hay mejor proyecto que este al que destinar nuestro local. Un proyecto dirigido a minorías, a quitar el hambre y a reforzar la mente de los estudiantes. Nos parece una forma ejemplar de hacer política y por ello tengo que felicitaros por desarrollar y ejecutar este proyecto”, dijo.

Objetivos y servicios

El concejal de Bienestar Social, José Manuel Fernández, fue el encargado de explicar más pormenorizadamente los objetivos del proyecto, recordando que este año la concejalía ha querido avanzar en un servicio ya iniciado en octubre de 2016 “y desarrollarlo como parte del Programa de Educación Sociofamiliar para el trabajo integral con familias en situación de riesgo y desventaja social y que estén siguiendo un itinerario de inserción”.

“Los objetivos que se persiguen son, entre otros, contribuir a la mejora de calidad de vida de los menores y sus familias, apoyar y favorecer su proceso de aprendizaje tanto a nivel académico como personal y social, estimular su interés y motivación por el aprendizaje dentro del centro escolar, reforzar su proceso de socialización y fomentar en ellos hábitos alimenticios saludables. Como ha dicho la alcaldesa se trata de un proyecto integral en el que cada uno de los agentes implicados actuará desde un enfoque distinto, pero con un mismo fin: conseguir que los menores que presentan fracaso y absentismo escolar puedan integrarse nuevamente al sistema educativo. El Servicio será coordinado por la educadora social de los Servicios Sociales Básicos que será la que derivará a los niños y niñas al servicio”, aseguró el concejal, quien destacó también la participación de las asociaciones a través del voluntariado.

En cuanto a los servicios que se ofrecerán, el concejal enumeró el servicio de comedor, el refuerzo socioeducativo, el proyecto de promoción del éxito escolar de la Asamblea Local de Cruz Roja y el Proyecto Empu-G. El número de plazas del servicio de comedor y refuerzo socioeducativo es de 40, el del Proyecto Local de Promoción del Éxito Escolar de Cruz Roja es de 25 plazas, mientras que el número de adolescentes con los que trabaja el proyecto Empu-g es de 15 niños y niñas por turno, con un total de tres turnos, con lo que se podría trabajar con cerca de 45 o 50 adolescentes. “En total el servicio de apoyo y refuerzo socioeducativo podrá atender aproximadamente a 115 ó 120 niños y niñas de Socuéllamos”.

Características del centro

El concejal explicó también que el contrato tendrá una duración de 4 años y que el centro cuenta con una sala general, una sala biblioteca, una sala de usos múltiples que por la tarde será empleada por los usuarios del centro, mientras que por la mañana será punto de encuentro de los diferentes talleres del Plan de Integración desarrollado por el Ayuntamiento y una sala de Informática con 10 puestos. “Quiero agradecer a la Fundación Montemadrid que nos haya cedido estos diez ordenadores que serán destinados a la formación de los colectivos con los que se viene trabajando, como Asociaciones de Mujeres, usuarios del Plan de integración y mayores, y que permitirán despejar la sala de informática de Servicios Sociales. Además, esta sala tendrá unas horas semanales destinadas al uso de los alumnos de la Universidad Popular para la formación online, una de las novedades de este año”, indicó.

José Manuel Fernández aseguró que el centro socioeducativo tiene la finalidad de “convertirse en un espacio de referencia” y aseguró que “vamos a seguir trabajando de manera incansable para conseguir la plena integración de todos sus usuarios y para lograr que este local tenga la actividad que un centro de estas características se merece”. El concejal recordó además que el centro no sólo va a ayudar a los usuarios de los diferentes proyectos que en él se desarrollan “sino también al conjunto de los vecinos de Socuéllamos ya que se van a generar como mínimo nueve puestos de trabajo para el desarrollo de estas actividades”.