Los hoteles de la región superaron en agosto las 395.000 pernoctaciones, un 4,28% más que el mismo mes del pasado año

La estancia media a nivel nacional se situó en agosto en 3,7 noches por viajero

La estancia media a nivel nacional se situó en agosto en 3,7 noches por viajero

A nivel nacional bajaron un 0,6 por ciento en agosto

Los hoteles castellano-manchegos registraron un total de 395.270 pernoctaciones en el mes de agosto con un total de 227.660 visitantes, lo que supone una estancia media de 1,74 días por cada uno de los viajeros que ocuparon plaza hotelera, tal y como se desprende de la encuesta de ocupación publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y recogida por Europa Press.

Esta tasa de pernoctaciones supone elevar el registro un 4,28 por ciento más con respecto al mismo mes del año anterior, cuando se registraron 379.016.

El número total de viajeros que se alojaron en hoteles de Castilla-La Mancha se colocó por encima de los 227.000, con Toledo como provincia con mayor registro (79.399), seguida de Ciudad Real (46.282), Cuenca (39.999), Albacete (33.946) y Guadalajara (28.036).

A nivel nacional, los hoteles españoles registraron 46,3 millones de pernoctaciones el pasado mes de agosto, lo que supone un 0,6 por ciento menos que en el mismo mes de 2017. Este descenso se debe a la caída en un 2,5 por ciento de las pernoctaciones realizadas por los no residentes, ya que las de los residentes aumentaron un 2,9 por ciento respecto a agosto de 2017.

Sumando los resultados de julio y agosto, las pernoctaciones bajaron un 1,3 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, con un descenso de las pernoctaciones realizadas por extranjeros del 2,6% y un aumento de las efectuadas por los residentes del 1,1 por ciento.

Durante los ocho primeros meses de 2018 las pernoctaciones disminuyeron un 0,7 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Según Estadística, la estancia media se situó en el octavo mes del año en 3,7 noches por viajero, un 2 por ciento menos que en agosto de 2017.

En agosto se cubrieron el 76,3 por ciento de las plazas ofertadas, con una disminución anual del 1,1 por ciento. El grado de ocupación por plazas en fin de semana baja un 2,4 por ciento y se situó en el 77,9 por ciento.

Baleares presentó el mayor grado de ocupación por plazas durante el mes de agosto (90,3 por ciento), a la que siguieron Canarias (85,3 por ciento) y Cantabria (80 por ciento).

Sube la facturación

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en el 0,6 por ciento en agosto, 0,6 puntos menos que la del mes anterior y 6,1 puntos por debajo de la registrada hace un año.

Por categorías, los precios suben en los establecimientos de una estrella de plata (+6,3 por ciento), tres y dos estrellas de plata (+2,5 por ciento), tres estrellas de oro (+2,4 por ciento), dos estrellas de oro (+1,7 por ciento) y una estrella de oro (+0,6 por ciento). Por su parte, bajan un 0,5 por ciento tanto en los establecimientos de cinco estrellas de oro, como en los de cuatro estrellas oro.

La facturación media por habitación ocupada (ADR) fue de 107,2 euros, un 1,7 por ciento más en comparación con agosto de 2017. Por otro lado, el ingreso por habitación disponible (RevPar), condicionado a la ocupación registrada, alcanzó los 84 euros, con un incremento interanual del 0,6 por ciento.

Caen los precios en Cataluña

Baleares, Cataluña, Andalucía y Canarias son las comunidades autónomas con mayor ponderación en el precio medio, ya que suponen el 76,7 por ciento del peso total. Los precios hoteleros suben un 2,3 por ciento en tasa anual en Islas Baleares, un 1,6 por ciento en Andalucía y un 1,2 por ciento en Canarias. Por contra, bajan un 4,5 por ciento en Cataluña.

Por categorías, la facturación media diaria de los hoteles es de 220 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 116,8 euros para los de cuatro y de 96,5 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías son de 161,8, 99,2 y 80 euros, respectivamente.

Baleares, principal destino de los extranjeros

Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Canarias fueron los destinos principales de los viajeros residentes en España en agosto, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del 11,5 por ciento, -1,4 por ciento, 3,2 por ciento y 10,4 por ciento, respectivamente.

El principal destino elegido por los viajeros no residentes fue Islas Baleares, con un 34,7 por ciento del total de las pernoctaciones registradas. Las pernoctaciones de extranjeros en el archipiélago suben un 0,9 por ciento con respecto a agosto de 2017.

Los siguientes destinos elegidos por no residentes fueron Cataluña, con un 21,2 por ciento del total de las pernoctaciones y un descenso del 3,5 por ciento interanual; y Canarias que, con el 19 por ciento del total, registró una disminución del 5,1 por ciento.

Zonas turísticas

Por zonas turísticas, las islas de Ibiza-Formentera registran el mayor grado de ocupación por plazas, con un 91,6 por ciento y la Costa de Guipúzcoa la mayor ocupación en fin de semana (90,2 por ciento). La isla de Mallorca fue la que registró el mayor número de pernoctaciones, con 8 millones en total.

Los puntos turísticos con más pernoctaciones fueron Barcelona, Calviá y Madrid. Santa Margalida alcanza el mayor grado de ocupación por plazas (99,2 por ciento) y Muro tuvo la mayor ocupación en fin de semana (99,5 por ciento).

Los viajeros que llegaron a España procedentes de Reino Unido y Alemania concentraron el 25,4 y el 18,2 por ciento, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en agosto. El mercado británico baja un 4 por ciento y el alemán un 11,3 por ciento.

Las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Francia, Italia y Países Bajos (los siguientes mercados) registran unas tasas anuales del 11,3, 2,6 y -11,1 por ciento, respectivamente.