Madrid acaba con el sueño de Castilla-La Mancha en el Nacional sub-18

Raúl Fernández Redacción
El jugador de Madrid, Dotor, dispara para anotar el primero de los goles del triunfo de su equipo ante CLM / Foto: RFFM

El jugador de Madrid, Dotor, dispara para anotar el primero de los goles del triunfo de su equipo ante CLM / Foto: RFFM

La selección manchega no pudo pasar en Valdepeñas a la final tras perder por goleada ante un rival muy superior (1-4). Los madrileños se medirán este domingo en el choque definitivo por el título a Murcia, que superó a Asturias por 0-1 (11:30 horas).

CASTILLA-LA MANCHA SUB-18
1
MADRID SUB-18
4
Pablo Lajarín, Samuel Vázquez, Sergio Rodríguez, Marcos de Felipe, Pablo Olivares, Jesús Aranda (Andrei Scorus, 78′) , Daniel Rodríguez (Jesús Galindo, 59′), Alejandro Loro, Borja Marchante (Fernando Romero, 85′), Víctor Muñoz y Alejandro Fernández (Jesús Moreno, 81′). José María Saldaña, Pablo Blázquez, Miguel Gutiérrez (Álvaro Carrillo, 78′), Adrián Gómez (Jorge Moreno, 65′), Ismael Armenteros, Carlos Dotor, Germán Valera, Óscar Castro (Isaiah Navarro, 65′), Alberto Soto (Mario Soriano, 69′), Marc Tenas y Cedric Teguia.
GOLES
0-1 (18′) Carlos Dotor. 0-2 (30′) Carlos Dotor. 0-3 (56′) Marc Tenas. 0-4 (82′) Mario Soriano. 1-4 (83′) Andrei Scorus.
INCIDENCIAS
Segunda semifinal del Campeonato de España de Selecciones Autonómicas sub-18, disputado en el complejo Virgen de la Cabeza de Valdepeñas.

Castilla-La Mancha se quedó apeada en las semifinales del Campeonato de España de Selecciones Autonómicas sub-18. Valdepeñas no pudo ser talismán para el combinado manchego, que perdió con claridad ante una Madrid muy superior desde que anotó el 0-1 a los 18 minutos. A partir de ahí solo hubo un conjunto sobre el césped del Virgen de la Cabeza y los de Jesús Moreno apenas pudieron resistir el poderío de un rival que goleó por 1-4. Madrid se jugará el título este domingo en la final ante Murcia, que superó a Asturias con un solitario gol de Federico en el minuto 17 (11:30 horas).

De inicio Castilla-La Mancha formó con un jugador provincial, Víctor Muñoz, del Sporting de Alcázar, mientras que Andrei Scorus y Carlos García, del Manzanares, se quedaron en el banquillo. Andrei entraría luego en el minuto 78 para marcar el gol del honor. Fue un comienzo intenso, con pocos espacios y mucha presión por parte de ambos, tratando de no dejar jugar al rival y, por supuesto, de no conceder ocasiones.

Los jugadores de Madrid y Castilla-La Mancha saltan al campo / Foto: RFFM

Los jugadores de Madrid y Castilla-La Mancha saltan al campo / Foto: RFFM

Hubo acercamientos, aunque sin claro peligro salvo una contra bien armada de Castilla-La Mancha que dejaba solo a Alejandro Loro, pero un defensor madrileño le quitó la pelota cuando se disponía a lanzar. Y después Pablo Olivares envió cruzado demasiado un tiro franco. Los manchegos llegaban mejor que el rival.

Pero Madrid, selección formada en su totalidad por jugadores del Real Madrid, Atlético de Madrid y Atlético Madrileño, más dos del Rayo Vallecano, fue el que golpeó al minuto 18. Tras un rechace del meta local y disparo posterior, el balón le quedó a Carlos Dotor en el punto de penalti para batir a Pablo Lajarín. Era el 0-1 y a Castilla-La Mancha le tocaba ir a remolque.

Con la ventaja Madrid tomó de forma más clara el control. Y así, a la media hora y tras una gran jugada colectiva, llegó el 0-2 tras un pase atrás por banda izquierda de Miguel Gutiérrez que remató de primera y con la zurda el madridista Carlos Dotor para firmar su doblete.

Ese resultado ya afianzó todavía más el dominio de los visitantes ante una Castilla-La Mancha desorientada, que apenas podía retener el balón y que sufría mucho ante las llegadas rivales. Por eso recibió con alivio el descanso, al que se llegó con ese 0-2 que pudieron ser más a favor de Madrid.

El guión no cambió tras el refrigerio y el intento en él de recomposición de los manchegos. Madrid siguió dominando con autoridad el juego y el balón, sin dar opciones a la arlequinada. Y pronto llegó el tercero, obra de Marc Tenas (Atlético Madrileño) tras otra gran jugada por banda derecha. La semifinal parecía ya sentenciada.

No tuvo margen de reacción Castilla-La Mancha frente a una Madrid más que cómoda en el césped. Los minutos pasaban al son de los de ‘rojo’, dominadores plácidos del encuentro y que llegaban con peligro a la portería local. En esa tónica Mario Soriano (Atlético Madrileño), desequilibrante desde que salió del banquillo, hizo el 0-4 en el minuto 82.

Al menos el equipo regional pudo hacer el gol del honor poco después, tras un error garrafal de la zaga madrileño, el único en todo el choque. Y lo aprovechó el tomellosero Andrei, jugador del Manzanares que había salido poco antes al campo, para hacer el 1-4. Ese tanto dio alegría a la arlequinada, pero ya era muy tarde. Pocas opciones tuvo Castilla-La Mancha para acceder a la final. El sueño del título se esfumó ante una Madrid muy poderosa.