Ángeles Mur: Seguiré trabajando con más fuerza por un mundo más justo, más seguro e inclusivo

La alcaldesa capitalina, Pilar Zamora, apostó por una educación en valores que favorezca la igualdad y por un pacto contra la violencia de género

J. Y.
Ciudad Real

María Ángeles Mur, premio 'Empoderamiento y Liderazgo' del Ayuntamiento de Ciudad Real aseguró este martes que este homenaje le dará “más fuerza” para trabajar por un “mundo más justo, más sostenible, más seguro y más inclusivo” que favorezca la igualdad de las mujeres.

Mur, que se mostró muy agradecida por recibir un premio del Consistorio de su ciudad natal, apostó por educar en valores para garantizar un futuro equitativo entre géneros. “Sin los jóvenes y los niños no hay futuro”, como tampoco lo hay “sin mujeres libres”, apostilló al final del discurso que pronunció a modo de relato sobre el pasado, el presente y el futuro de su activismo contra el patriarcado y el machismo.

Momentos antes de recibir una escultura creada por José Antonio González López-Arza, la secretaria nacional de Igualdad y Responsabilidad Social del sindicato CSIF y presidenta de la Asociación regional de Agentes de Igualdad (APIO) se sintió orgullosa de ser mujer y de vivir  en una ciudad que “lideran mujeres” y apostó por una labor inclusiva para el futuro, en la que hombres y mujeres trabajen en alianza y con una voz única contra el machismo y, sobre todo, contra los macromachismos, esas acciones o comentarios instalados en la sociedad que reproducen la mayoría de las personas como algo normalizado con el fin de desvalorizar a la mujer.

Por ello, animó a las mujeres a empoderarse pública y personalmente, y a reforzar la autoconfianza para abordar y desarrollar cualquier proyecto.

“Los micromachismos no son patrimonio del hombre”, insistió, por lo que es necesario, a su juicio, trabajar en red en toda la sociedad y con las mismas claves.

Mur empezó recordando su compromiso por la igualdad, a raiz de una experiencia laboral negativa y al comprobar de manera directa las desigualdades sociales que sufrían las mujeres, y cuando decidió ahondar en el voluntariado asociativo porque “había mucho por hacer”.

Y como trabajadora de la Administración, tras obtener una plaza en igualdad, mérito y capacidad, reconoció “la penalización” profesional y salarial que conlleva la maternidad también en este ámbito, desde el cual inició su activismo sindical.

Así, tras años subiendo escalafones en CSI.F y de negociar el I Plan de Igualdad a nivel nacional, entre otras plataformas públicas y privadas, reconoció que “algo se ha avanzado”.

Educación en igualdad

Por su parte, la alcaldesa capitalina Pilar Zamora, respaldó la educación en igualdad como una herramienta efectiva contra la asimetría entre hombre y mujer, especialmente contra el paradigma que representa la violencia de género. A favor de un Pacto de Estado contra esta lacra,

Zamora, también pidió unidad para educar en valores porque “lo que no se valora, no se respeta, no se ama y no se paga”, metaforizó.
“Las 20 muertes de mujeres que llevamos este año es una verguenza y un dolor” con los que, en su opinión, “tenemos que acabar a través de la educación y de la lucha feminista en colegios, institutos y universidades.

Sobre Mur, valoró su capacidad de diálogo, tanto en las mesas de negociación como en ámbitos de compromiso social, “por eso está donde está”, subrayó, así como rememoró su trabajo conjunto en el Proyecto Power en el marco de la Red Europea de Mujeres Alcaldesas. En el trabajo del Consistorio capitalino, “ha sido imprescindible la capacidad de trabajo, de análisis,de riqueza, de síntesis, de conocimiento, y de formación de Mur”, sostuvo la primera edil.

Zamora también dijo sentirse orgullosa porque Mur forme parte del Consejo Local de la Mujer, un órgano “cada vez más diverso y más rico por las distintas perspectivas” de las organizaciones que se van sumando.

Manifiesto

Precisamente, la alcaldesa respaldó el manifiesto que momentos antes habían leído dos representantes de este órgano, consensuado previamente, y que hacía un llamamiento a las mujeres de Ciudad Real para que fomenten el asociacionismo a través de las instituciones de apoyo existentes.

Igualmente instaron a los colectivos profesionales no representados en el consejo a que soliciten su incorporación, a fin de dar voz a las mujeres que forman parte de los mismos en este órgano de participación.

Poemas y ejemplos de liderazgos

La igualdad, una llamada a los hombres, el recuerdo de los mayores, el erotismo y la esencia de mujer fueron los cinco pilares sobre los que giraron las lecturas líricas realizadas por los actores Nacho Sánchez y Teresa Donaire al inicio del acto institucional del Ayuntamiento para celebrar el Día Internacional de la Mujer.

Conmovedores versos de Gloria Fuertes sobre su nacimiento, de Agustín García Calvo con el poema ‘Libre te quiero’, palabras de Manuel Vilas para concienciar a los hombres, con Lope de Vega para descubrir las claves del siglo XVII entre géneros con ‘Es la mujer del hombre lo más bueno” y con otras voces para clamar contra la desigualdad.

Fue el caso de Daisy Zamora, con “Nuestros mayores”, o de Irene Sánchez con “De senectud”, el ‘Equilibrio” de Daiana Henderson, el erotismo de Cristina Pero Rossi, la desnudez de Carmen Conde o la reivindicación del ser mujer en el imaginario de Inma Luna, para terminar con Gioconda Belli y su “Y Dios me hizo mujer”.

En el preámbulo también visionaron testimonios de ejemplos de liderazgo de la teniente fiscal Carmen Mendiola, la vicerrectora de Estudiantes, Ana Carretero y la directora del IES ‘Atenea’, Ana Trillo, además de Lola Moreno, premio Liderazgo 2016.