El Valle de Alcudia y Sierra Madrona consigue su certificación como destino Starlight para el turismo astronómico

Lanza Madrid
Presentación del destino Starlight

Presentación del destino Starlight

Castilla-La Mancha cuenta ya con dos destinos certificados para la observación astronómica. El Valle de Alcudia y Sierra Madrona se ha sumado a la Serranía de Cuenca como Destino Starlight, siendo certificado como un lugar ideal para aquellos que buscan espacios naturales que permitan una perfecta observación del cielo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha impulsará, además, el trabajo de una consultora externa que determine en cada municipio que forma parte de esta certificación los puntos más favorables para la observación astronómica y también cuál debe ser la intensidad lumínica en esos espacios para que la actividad pueda desarrollarse con plenitud.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno de Castilla-La Mancha ha agradecido a los ayuntamientos del Valle de Alcudia su implicación temprana y decidida en un proyecto que tiene como base, como ha explicado Patricia Franco, tres fundamentos.

“Primero, contábamos con la experiencia de la Serranía de Cuenca, que fue certificada como Destino Starlight en el año 2018 y hemos tenido unos magníficos resultados desde entonces”, ha explicado la consejera, que ha agradecido la implicación de la Fundación Starlight, representada en la persona de su directora, Antonia Varela, “su implicación para convertir a Castilla-La Mancha en destino de un turismo especializado como es el turismo astronómico”.

El segundo de los razonamientos que impulsó el proyecto en el Valle de Alcudia tiene su raíz en la actividad industrial que se realiza en el entorno del espacio, en Puertollano, por parte de la empresa Deimos, que visiona e identifica la basura espacial desde sus instalaciones en la ciudad minera.

“Pensamos que si había un importante desarrollo industrial en ese espacio natural relacionado con la astronomía, también podría haber un importante desarrollo turístico”, ha explicado la consejera, que ha dicho que el tercero de los motivos para impulsar este proyecto “fue la importancia del Valle de Alcudia, una magnífica joya natural que cuenta con un importantísimo patrimonio ambiental, con un gran patrimonio arqueológico y rupestre y que es Patrimonio de la Trashumancia, y que ahora también cuenta con un gran patrimonio ‘extraexterior'”, ha remarcado Patricia Franco.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha agradecido a la iniciativa privada que se sumara a este proyecto desde el comienzo, “en un ejemplo de la colaboración público-privada para el impulso de nuestra oferta turística”.

Patricia Franco ha avanzado que el Gobierno regional facilitará el trabajo de una consultora especializada que trabajará de manera individualizada con todos los municipios que conforman el Destino, para identificar en cada uno de ellos los espacios más favorables a la observación astronómica “y detallando también las mejores condiciones de intensidad lumínica que deben tener para que la actividad se pueda disfrutar en plenitud”, ha explicado la consejera.

Los municipios que conforman el Destino Starlight Valle de Alcudia son Brazatortas, Fuencaliente, Almodóvar del Campo, Hinojosas de Calatrava, Mestanza, San Lorenzo de Calatrava, Cabezarrubias del Puerto y Solana del Pino.

En representación de todos ellos ha tomado la palabra Pablo Toledano, alcalde de Brazatortas, que ha agradecido al Gobierno regional el impulso de un proyecto que servirá para dinamizar el turismo en la zona. Por su parte, la directora de la Fundación Starlight, Antonia Varela, ha reconocido el impulso de Castilla-La Mancha por convertirse en un destino de observación astronómica potenciando, junto con la oferta de interior, “la oferta ‘extraexterior'”.