El Ayuntamiento llama a las familias de Manzanares a implicarse en ‘Vacaciones en paz’

Lanza Manzanares
Isabel Quintanilla y Prado Zúñiga recibieron a las menores que pasarán unas 'Vacaciones en paz' en Manzanares / Lanza

Isabel Quintanilla y Prado Zúñiga recibieron a las menores que pasarán unas 'Vacaciones en paz' en Manzanares / Lanza

Dos niñas saharauis de doce y once años, Lalti y Anna, pasarán este verano unas 'Vacaciones en paz' desde Manzanares. Las concejalas Isabel Quintanilla y Prado Zúñiga las entregaron en el salón de plenos una beca para participar en la Escuela de Verano, un bono de baños y varios obsequios. Además, destacaron la labor de la asociación Hausa para mantener los lazos históricos, culturales y humanos con el pueblo saharaui

El Ayuntamiento de Manzanares anima a las familias de la localidad a participar en el programa ‘Vacaciones en paz’ de acogida de niños y niñas saharauis. Las concejalas de Cooperación Internacional, Isabel Quintanilla, y de Servicios Sociales, Prado Zúñiga, recibieron en el salón de plenos a las dos familias que este verano acogen en la localidad a Lalti y a Anna, niñas de 12 y 11 años.

Durante la recepción realizada en el salón de plenos a las familias acogedoras, las dos niñas saharauis que pasan este verano sus ‘Vacaciones en paz’ en Manzanares recibieron de manos de Quintanilla y Zúñiga un bono con baños para la piscina municipal, una beca para participar gratuitamente durante el mes de agosto en la Escuela de Verano de la Universidad Popular, un cheque por valor de 50 euros y obsequios de la concejalía de Juventud y Deportes. Es una muestra más del compromiso municipal con este programa y con la asociación de ayuda al pueblo saharaui Hausa.

En nombre del Ayuntamiento, las concejalas de Servicios Sociales y de Cooperación Internacional, respectivamente, agradecieron el compromiso y la solidaridad que demuestran las familias de Mari Ángeles Alhambra y Ángeles Rubio, que acogen por cuarto año a Lalti; y de Rosa Pozas y Jesús Martín de Bernardo, que llevan diez años acogiendo a niñas y que por segundo año tienen a Anna.

Prado Zúñiga aplaudió la labor de las familias. “Sé que lo hacéis de corazón”. Por su parte, Isabel Quintanilla valoró que éstas sean un lazo de unión, solidaridad y compromiso con el pueblo saharaui y reiteró el compromiso del Ayuntamiento con este programa.

Hausa recuerda la vinculación histórica y cultural con el pueblo saharaui

Quintanilla recordó que el objetivo de ‘Vacaciones en paz’, un proyecto que se lleva a cabo desde 1996, es estrechar lazos de amistad entre el pueblo español y el saharaui, exiliado en mitad del desierto y viviendo en condiciones inhóspitas desde hace más de 40 años. También se pretende que la ciudadanía siga concienciada de la necesidad de resolver este problema y de que los saharauis puedan volver a su tierra.

En este acto con las familias y con representantes de Hausa, el Ayuntamiento de Manzanares recordó que los saharauis, por los lazos históricos, culturales y humanos, siguen vinculados a la comunidad de hispano hablantes, conservando el castellano como segundo idioma. Y ante las carencias que tienen en el desierto, ‘Vacaciones en paz’ permite que los niños y niñas eviten el asfixiante calor del verano, mejoren su alimentación, reciban atención médica y fomenten el aprendizaje de castellano.

Prado Zúñiga resaltó la implicación de la Diputación de Ciudad Real en este programa así como la labor de Hausa, representada en el acto por Juan Manuel del Rey, que agradeció el apoyo institucional. Cabe recordar que Manzanares fue a principios de julio la sede a la que llegaron los más de 300 niños saharauis acogidos este año en Castilla-La Mancha y que el Ayuntamiento colabora en su partida de cooperación internacional con el mantenimiento de una casa de enfermos saharauis en Argel.

Las dos familias que acogen niñas saharauis este verano en Manzanares son veteranas en el programa ‘Vacaciones en Paz’ y animaron a otras personas a vivir una experiencia que describen como única. También lo hizo la concejala de Cooperación Internacional para que en próximos haya más familias acogedoras en la localidad.